Cultivo sin Suelo de Hortalizas Manejo de la Solución Nutritiva

Cultivo sin Suelo de Hortalizas
Manejo de la Solución Nutritiva
La solución nutritiva, depende principalmente del cultivo, estado fenológico, de la calidad del agua de riego y de las condiciones meteorológicas.
Una vez establecida la solución nutritiva en un cultivo, las variaciones son mínimas y la posible variación de la concentración de los iones estará sujeta a los posibles desajustes detectados tras un análisis del drenaje, que es conveniente realizarlo en diferentes estados del cultivo, como pueden ser: periodo de cuajado, engorde de frutos y recolección.
Durante los dos primeros meses de cultivo es difícil encontrarnos niveles de CE elevados en el drenaje, puesto que es a partir de ese momento cuando empiezan a producirse acumulaciones de sales en el sustrato. Durante esos primeros meses en los que los riegos no son abundantes y la renovación de la solución nutritiva en el sustrato es menor, se pueden producir reacciones e interacciones con el sistema radicular de la planta, encontrándonos en el drenaje niveles de pH superiores a 7 e incluso 8, aun regando con una solución nutritiva de pH 5,5. Durante ese período es importante aportar los microelementos en forma quelatada y el Fe++ incluso con complejo en forma de EDDHA, que permite una mayor estabilidad e impide la formación de precipitados insolubles.
Podemos encontrar tablas que nos ayudan a interpretar los análisis de drenaje para cada uno de los cultivos.
Los valores de CE en drenaje podrán ser entre 0,5 a 1,5 mS/cm superior al de la solución nutritiva de entrada. Bajo un correcto manejo, debemos evitar las oscilaciones bruscas de CE en drenaje, tal y como se indica en el punto anterior, así como de la CE y el pH de la solución nutritiva.
Durante un mismo día, sujetos a las diferencias de luminosidad, podemos modificar ligeramente la CE de entrada entre 0,2 a 0,5 mS/cm, intentando mantener la CE del drenaje dentro de los niveles aconsejados, evitando variaciones bruscas. Esta forma de trabajar nos permite anticiparnos realizando un manejo más racional y equilibrado.
Las soluciones nutritivas, se van a modificar en función de los resultados de los análisis del agua de drenaje.
En general se puede decir que podemos encontrar concentraciones menores en drenaje de K+,
H2PO4 - y Mn con concentraciones entre un 50 a 100% de la de entrada. Concentración semejante en NO3-, concentración entre 100-150% en Ca++, SO4=, Fe, Cu y Zn, concentraciones entre 100-200% en B, entre 100-300% en Mg++ y los niveles de Cl- y Na+ en drenaje cuanto más bajo mejor.
Programación y Automatización de los Riegos
La programación de los riegos está basada en la dotación y la frecuencia, para lo cual disponemos de programadores de riego más o menos sofisticados, así como señales externas que terminan definiendo distintos tipos de programación de riegos.
La dotación se puede automatizar por volúmenes, mediante contadores de riego automáticos. El otro sistema es por tiempo, que es el más económico y el más extendido, nos permite conocer el volumen aportado a partir del caudal de funcionamiento de la instalación.
La frecuencia de riego es la más difícil de ajustar y para ello, podemos encontrar desde sistemas y programadores de riego muy sencillos, hasta tecnología muy sofisticada y de aplicación reciente.
Fuente: Cultivo sin Suelo de Hortalizas
Aspectos Prácticos y Experiencias
Carlos Baixauli Soria

José M. Aguilar Olivert

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Enfermedades en el cultivo de la Pitahaya