Jose Arcesio en Dailymotion y Youtube

Camu Camu La planta y su cultivo

Resultado de imagen para Camu Camu

Camu Camu
La planta y su cultivo
Métodos de propagación
Tradicionalmente se ha propagado por semilla, la cual se obtiene de plantas vigorosas, sanas, de alta productividad y de frutos sanos. Recien extraida del fruto la semilla logra hasta el 100% de germinación.
Es preferible la propagación por injerto de clones seleccionados. El porta injerto que se utiliza es el Camu camu arbustivo (Myrciaria dubia) ya que el Camu camu arbóreo (Myrciaria sp.), es más lento en su germinación y crecimiento inicial en el vivero. La formación de la planta porta injerto requiere por lo menos ocho meses de desarrollo hasta que esté lista para injertar.
El injerto que se utiliza es el de astilla. Las yemas se toman de plantas seleccionadas por su alta productividad (25 kg fruta/planta/año). El diámetro adecuado del tallo del patrón para realizar el injerto está entre 6 y 9 mm de grosor a 30 cm de altura sobre el suelo. Las plantas deben tener 0.70 a 1 m de altura. Las yemas al emplearse para el injerto deberán provenir sólo de ramas del año, de plantas adultas seleccionadas por sus buenas características.
Prácticas culturales y de producción
Se recomienda la siembra en los suelos de textura franco arcillosa, en áreas planas o bajos, con drenaje deficiente, con adecuado contenido de humedad. No se recomienda su siembra en suelos arenosos, excesivamente drenados. En las zonas bajo la influencia de las inundaciones de los ríos, se sugiere su siembra en los suelos sujetos a inundaciones periódicas, no en aquellos que están permanentemente inundados.
El cultivo de Camu camu se desarrolla bien en suelos con alrededor de 2% de materia orgánica. Se debe evitar los suelos con pH menor de 4.5 y más de 50% de saturación con aluminio; en caso contrario se debe corregir la acidez con aplicación de cal.
La distancia de siembra recomendada para campo definitivo es de 4 m entre hilera y 3 m entre plantas. Otra posibilidad sería el establecimiento de la plantación a distancias de 2 m por 2 m para aprovechar la producción inicial durante los primeros seis a siete años de la plantación. El trasplante se realiza a raíz desnuda.
Las plantas injertadas deben recibir la primera poda de formación en el vivero y la segunda en campo definitivo, durante el primer año de la plantación. Se harán hoyos que tienen un diámetro de 30 cm y una profundidad de 30 a 40 cm. En suelos ácidos con más de 50% de saturación con aluminio se sugiere la aplicación de 50 a 100 g de cal y 50 a 100 g de roca fosfórica, al fondo del hoyo donde se ubicará la planta.
El trasplante debe realizarse cuando las lluvias estén bien definidas. No se recomienda sembrar con las primeras lluvias del invierno, por el riesgo de ausencia de éstas durante los días posteriores al trasplante.
Durante los dos primeros años de instalado en el campo definitivo el Camu camu puede ser asociado con algunos cultivos: arroz (cinco meses), yuca (nueve meses) y leguminosa después de la cosecha de la yuca; yuca (nueve meses) y cobertura verde (maní forrajero o centrosema) después de la cosecha de yuca; en plantaciones antiguas de plátano se podría sembrar a la sombra del plátano, para eliminar progresivamente este último y dejar la plantación de Camu camu; arroz o maíz (cinco meses) en el primer año y maní (cuatro meses) o caupí (tres meses) en el segundo año; hortalizas y frutales de ciclo corto durante la época de verano (dependiendo del mercado y del riesgo de inundación), seguido de la cobertura con leguminosas (dependiendo de la duración de la inundación).
Las plantas madres deben tener una producción promedio de 20 kg de fruta al año, lo cual equivale a 16,6 t/ha. Plantas injertadas con yemas de estos clones han presentado un rendimiento de 8 a 10 kg por planta al quinto año del trasplante, equivalente a 6,6 y 8,3 toneladas de fruta/ha, respectivamente.

Fuente:  Frutales tropicales potenciales
para el piedemonte llanero
Javier Orlando Orduz R.1
Jorge Alberto Rangel M.

Roya del cafeto



Roya del cafeto Roya del cafeto (Hemileia vastratrix) La roya del café es considerada una de las enfermedades de plantas más catastróficas de toda la historia. Está dentro de las siete pestes y/o enfermedades de las plantas que ha dejado mayores pérdidas en los últimos 100 años. Es el principal problema fitosanitario de alto impacto para la caficultura. Las pérdidas en América Latina se calculan en 30% de las cosechas. El impacto socio económico que puede generar una epidemia de roya del cafeto en Latinoamérica es de dimensiones incalculables. Nueve países latinoamericanos exportan café arábigo. En Brasil el cultivo de café representa más del 6% de todas las exportaciones agrícolas. En Colombia dependen de este cultivo más de un millón de familias. Qué es la Roya del cafeto? Es una enfermedad causada por el hongo Hemileia vastatrix. El café es el único hospedero conocido de este hongo perteneciente al Phylum Basidiomycota, Orden Uredinales, Familia Pucciniaceae. Considerado un parásito obligado, no puede sobrevivir en el suelo o en material vegetal inerte; hasta la fecha no ha sido posible su cultivo en laboratorio. La roya dejó entrever su gran importancia desde que se dieron a conocer las dos primeras epidemias documentadas. En el año 1868, en la isla de Ceilán hoy en día Sri-Lanka, el daño fue tan grave que quienes cultivaban el cafeto al no conocer la enfermedad ni su control, decidieron arrancar los cafetales y sembrar té. Posterior a este hecho, investigaciones efectuadas en África, Asia e India permitieron observar que sí se podía controlar la enfermedad. Con la llegada de la Roya a Brasil iniciando los setentas, se estimó que en cultivos donde las plantas no habían sido tratadas los porcentajes de infección llegaron hasta un 80%, mientras que las plantas tratadas con fungicidas protectantes presentaban porcentajes iguales o inferiores a un 5%. Apareció en Centroamérica aproximadamente en 1976, y en Colombia llego en los 80´s afectando los cultivos de las áreas bajas de 600 a 1000 msnm. ¿Cuáles son los síntomas que presentan los cultivos afectados? La enfermedad afecta a las plantas de café mediante la caída prematura de las hojas infectadas, lo cual puede reducir el rendimiento en un 50%. Una epidemia de la roya presenta tres fases claramente identificables en procesos denominados policíclicos. Una fase lenta con infección de unas pocas hojas; posteriormente una fase rápida o explosiva y una fase terminal o máxima. Los síntomas corresponden a lesiones cloróticas, inicialmente con decoloración de áreas de la hoja, especialmente hacia los márgenes, donde tiende a acumularse más agua, y posteriormente con gran presencia de urediniosporas del hongo que se reconoce como el polvillo amarillo o naranja ubicado por el envés de la hoja afectada. Los cultivos atacados disminuyen drásticamente su producción porque se afecta la economía energética de la hoja, la cual es responsable de tres procesos vitales (fotosíntesis, respiración y transpiración); al ser atacada reduce su funcionamiento y puede incluso desprenderse del árbol. A mayor número de hojas enfermas, mayor es el impacto de la producción. Fuente: https://www.croplifela.org/es/plagas/... Canal de Josè Arcesio en YouTube: https://youtube.com/c/JoseArcesioGuti...

Pitahaya una planta cactácea


Pitahaya una planta cactácea Pitahaya o fruta del dragón (posteriormente) son nombres de una fruta de las especies Hylocereus y Selenicereus, de la familia de Cactaceae, proveniente de América, si bien su producción se ha expandido a otras regiones del mundo. La pitahaya es una planta cactácea, y como tal, muy resistente a las sequías. La planta es un cactus suculento, rústico, de tallos largos triangulares, cuyos tentáculos buscan las rocas incesantemente por las que sienten una especial predilección, haya tierra cercana o no; suele enredarse en los árboles próximos alimentándose de la humedad de sus cortezas y trepa a sus anchas por las ramas a ocho o diez metros del suelo sin penetrar un solo centímetro en tierra. La flor de pitahaya, que es tubular, hermafrodita como la mayoría de las cactáceas, es tan bella como breve, pues sus finos y largos pétalos blancos o rosados se abren desde el cáliz, con una textura y fragancia especial de efectos sedantes, pero sorprendentemente efímera, pues parece deslumbrante por la mañana y a medida que empieza a sentir el calor del sol se deshidrata súbitamente. Se abre una sola vez en las horas nocturnas y su penetrante aroma atrae a numerosos insectos. Se autofecunda pero también puede cruzarse, siendo los murciélagos los mejores polinizadores en su medio natural. La formación del fruto desde la polinización hasta la recolección dura de cuatro a ocho meses dependiendo de las temperaturas existentes. El fruto es de forma ovoide con 10 cm de largo por 6 cm de ancho y suele presentar desde su nacimiento un color verde que se torna amarillo o rojo según el cultivar, a medida que se desarrolla, ofreciendo una piel escamosa cuya especial característica surgió su nombre "pitahaya" que en haitiano quiere decir fruta escamosa. Dicha corteza presenta grupos de espinas duras y agudas que se desprenden con facilidad, debiendo ser quitadas cuidadosamente antes de cosechar el fruto y evitar con ello sus pinchazos. Es una fruta deliciosa que contiene una pulpa suave, dulce y blanda en los cultivares de color amarillo y carmesí en las variedades de piel roja, que suelen contener menos azúcar. Se distinguen dos especies principales: La H. triangularis (pitahaya amarilla) y la H. ocamposis (pitahaya roja). La que proporciona frutos rojos es mucho más atractiva pero tiene el inconveniente de que es mucho más frágil y delicada, soportando mal el transporte y posterior mercadeo. La de color amarillo es menos perecedera y ofrece mejores posibilidades comerciales debido a sus cualidades resistentes y, sobre todo, a su sabor, muy superior a las variedades rojas.1 Hay otras especies, como las siguientes especies: • Hylocereus costaricensis, de pulpa roja y piel rosa • Hylocereus monacanthus, de pulpa roja y piel rosa • Hylocereus undatus, o "Reina de la noche",de pulpa blanca y piel rosa La cáscara es de un verde purpúreo o de color amarillo. La pulpa de la pitahaya contiene pequeñas semillas negras. Su aroma se pierde cuando se calienta. Las pitahayas rojas tienen la pulpa de color blanco o rojo; las de pulpa roja son más difíciles de cultivar y por ello menos frecuentes, si bien su sabor es más intenso que el de la de pulpa blanca. Son frutas sensibles a la presión y por ello difíciles de transportar. En Europa es posible encontrar la fruta de Centroamérica en los supermercados europeos entre julio y diciembre, y de Vietnam entre enero y junio. Las frutas provenientes de Tailandia llegan por avión durante todo el año. La pitahaya ayuda en la creación de glóbulos rojos. El 90% de la fruta está compuesto de agua y es rica en hierro, calcio y fósforo; también contiene vitamina B, C y E. Su valor energético es de 210 kJ/100 g. Los principales productores del mundo de pitahaya son Nicaragua (máximo productor en Centroamérica de Hylocereus sp.), Colombia (máximo productor de Selenecereus megalanthus), Ecuador (productor de ambos Hylocereus sp. y Selenecereus megalanthus), Vietnam (máximo productor de Hylocereus undatus en el sureste de Asia), Tailandia, Malasia e Israel. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Pitahaya Canal de José Arcesio en YouTube: https://c/JoseArcesioGutierrezArias

MANUAL DE HORTALIZAS Siembra directa.

Resultado de imagen para siembra de hortalizas

MANUAL DE HORTALIZAS
Siembra directa.
Generalmente la siembra directa es aconsejable para semillas grandes como
Calabacita, pepino, chícharo, frijol, sandia, melón. Sin embargo es importante
mencionar que todas las hortalizas pueden sembrarse en forma directa.
Existen tres métodos de siembra directa:
1.- Al Voleo.- Consiste en distribuir la semilla en el terreno uniformemente . Ejemplo:
cilantro, perejil, chile, tomate, etc.
2.- A chorrillo: Se siembra la semilla en forma continua y rala dejando caer la semilla en
el fondo de un pequeño surco a 1 o 5 centímetros de profundidad. Posteriormente se
aclarea dejando las plantas a la distancia adecuada. Ejemplo: rábano, zanahoria,
espinaca, etc. En este sistema los cultivos de ciclo tardío se siembran en surcos
espaciados a un metro entre ellos y de 45 a 70 cm. Para cultivos de ciclo precoz.
3.- Mateado: se realiza bajo el método de tres bolillos y cuadrado. En este sistema se
hacen agujeros de 2 a 5 cm. De profundidad. Las semillas o plántulas se siembran en
cada punta de un triángulo o cuadrado imaginario. Estos sistemas permiten que más
plantas puedan crecer dentro de una área dada. Además evita el crecimiento de la
maleza y la evaporación de la humedad.
7.5.2.- Almacigo.
Los almácigos pueden ser elaborados por el mismo productor en lugar de comprarlos,
aunque estos también pueden ser utilizados.
Para construir los almácigos, se deben seguir estas dimensiones:
10 cm de profundidad.
35 cm de ancho.
60 cm de largo.
El sustrato a utilizar en los almácigos debe ser de varios materiales:
1/3 parte de composta.
1/3 parte de arena.
1/3 parte de tierra fértil.
Es decir, se debe procurar una textura suelta y porosa, para que las raíces de las
nuevas plántulas puedan crecer mucho más rápido.

Fuente: Manual Básico “Producción de Hortalizas”
Ing. Juan Carlos Alcázar Ocampo

Cultivo del aguacate Fertilizantes Foliares

Resultado de imagen para aguacate

Cultivo del aguacate
Fertilizantes Foliares
Anteriormente no se recomendaba la aplicación foliar de nutrientes, debido a que la hoja cerosa y brillante del aguacate reducía significativamente la absorción de fertilizantes foliares. La única aplicación recomendada era la de Boro, antes de la floración, cuando la concentración de este elemento en la hoja es menor de 30 ppm. En este caso la absorción se efectúa mayormente por las partes en desarrollo de las flores y no por las hojas.
Sin embargo, el desarrollo de las formulaciones diluidas en proteína de Soya, específicamente Glicina, han mejorado las posibilidades de absorción foliar. Hay una gran gama de formulaciones de este tipo que se venden en el mercado como Metalosate, una de cuyas características es que tiene la capacidad de atravesar membranas celulares en forma efectiva al ser reconocida la Glicina como un compuesto propio del metabolismo celular y moverse dentro del floema hacia los ápices de crecimiento (tallos y sobre todo fruta).
Esta condición también permite que se puedan incorporar en una mezcla fertilizantes foliares con otros productos químicos como insecticidas y fungicidas compatibles.
PLAGAS DEL AGUACATE Y SU CONTROL
El aguacate es atacado por una diversidad de plagas que junto a las enfermedades están destruyendo las variedades nativas y que también atacan las variedades comerciales.
Entre las plagas de mayor importancia están los barrenadores del tallo del fruto y la semilla, el gusano de telarañero, la araña roja, thrips, pulgones, cochinillas, chinches, moscas, nemátodos y ácaros.
Existen asociaciones de cultivos (aguacate, plátano y cítricos) que son atacados por las mismas plagas. Esta condición facilita el control con los mismos productos agroquímicos.
Cuando hay ataques de insectos o ácaros, los hongos, virus, y bacterias inciden en todas las fases de la vida del árbol (crecimiento, desarrollo, floración y fructificación).
Plagas del Aguacate
El intercambio comercial entre los países y los métodos y técnicas modernas de manejo de los cultivos han contribuido grandemente a multiplicar el número de los insectos dañinos y de las enfermedades que atacan a las plantas, aumentando los problemas y encareciendo las posibles soluciones.
Hoy día, luchar contra estos enemigos se ha convertido en una necesidad absoluta por tres razones fundamentales:
a) Para mejorar la calidad de los frutos.
b) Para aumentar la producción.
c) Para incrementar las exportaciones.
Las técnicas conocidas permiten una lucha integrada por tres fuentes: Biológica, agronómica y físicoquímica.
La lucha biológica ofrece protección usando insectos útiles (depredadores y parásitos), distribución de productos de origen microbiano, liberación de machos estériles, etc.
La lucha agronómica y física incluyen el empleo de variedades resistentes, corrección de
defectos del terreno (drenaje, encalados, corrección de carencia), destrucción por medios
mecánicos (quema de órganos vegetales, corte de ramas, trampas).
La lucha química incluye el uso de insecticidas, fungicidas, acaricidas, nematicidas,
rodenticidas, herbicidas y otros de preferencia específica, a título preventivo o curativo,
según lo considere el técnico consultado y de acuerdo con el estado del cultivo.
La lucha química requiere que quien la practique posea conocimientos de zoología,
botánica, patología, fisiología vegetal, bioclimatología y agronomía.
Para controlar estas plagas se recomiendan el control biológico y/o químico. El control
biológico no se aplica a un grado económicamente rentable. El control químico exige el
conocimiento del ciclo de las plagas y las dosis correctas para evitar en un futuro la
resistencia de las plagas a los insecticidas comerciales de hoy día.
Se recomiendan las siguientes medidas:
· Rotar los Insecticidas.
· Conocer el ciclo de las plagas para atacarlas en la etapa de menor resistencia a los
insecticidas. Por ejemplo: los thrips en estado de ninfa, los ácaros cuando aún son
huevos o larvas, las cochinillas en estado de ninfa, etc.
Aunque existen agroquímicos que no son tóxicos, no es recomendable aplicarlos durante
la floración, por la presencia de abejas.

Fuente: GUÍA TECNOLÓGICA SOBRE
EL CULTIVO DEL AGUACATE
Autores
Ing. Agrón. Sixto Ml. Bisonó Pérez
Ing. Agrón. José R. Hernández B.

El cultivo del peral Riego

Resultado de imagen para el cultivo del peral

El cultivo del peral
Riego
Los valles de la provincia de Caravelí, con muy pocas excepciones, presentan una escasez hídrica crónica, por tanto el riego en el cultivo del peral es una de las labores fundamentales. Este interviene en todas las fases de desarrollo del cultivo y tiene un efecto muy notorio en los rendimientos.
Las modalidades de riego en los campos y huertas de perales varían según los valles.
Por ejemplo, en el valle de Cháparra se realiza el riego por gravedad. Para esto se emplean pozas que tienen una altura en sus bordos en promedio de 20 cm, que luego son inundadas. Ello permite
conservar la humedad del campo, ya que los turnos de riego, conocidos en la zona como "mitas", son muy distanciados, cada 30 días en promedio.
En teoría, en los suelos con alta capacidad de retener humedad, como aquellos que tienen mayores proporciones de arcillas, limos, materias orgánicas o que son más profundos, los riegos pueden ser más prolongados; mientras que en suelos con poca capacidad de retener humedad, como aquellos con mayores proporciones de arena, los riegos deben ser ligeros y frecuentes. Sin embargo, para las condiciones de los valles de Caravelí, esto no siempre se cumple ya que el factor limitante suele ser la disponibilidad de agua. La frecuencia óptima de riego es según el tipo de textura del suelo, así tenemos que para suelos pesados, la frecuencia de de riego está alrededor de los 20 días, mientras que para suelos ligeros o "secarrones", lo ideal es que sea de 10 días. La realidad, sin embargo, es que en años de poca disponibilidad de agua y en algunos sectores, el riego puede ser más distanciado de lo recomendado, lo que afecta los rendimientos de manera negativa.
En los predios que tienen pendientes ligeras se riega por acequias o surcos, ello permite distribuir el agua de manera uniforme y evitar la erosión.
Los momentos críticos de consumo de agua son al inicio y en el desarrollo de la plantación. Al inicio para que las plantas logren prender, y una vez establecido el cultivo, antes de la floración y después del cuajado de frutos, etapas en las que el agua no puede faltar.
El peral es una planta caducifolia, es decir, que presenta un periodo de reposo luego de la cosecha, en el que se caen las hojas para en la primavera brotar y florear nuevamente. El primer riego de la campaña se le da antes del brotamiento y floración, y el último riego, luego de concluida la cosecha, esto para que la planta pueda acumular reservas y volver a brotar con energía en la siguiente campaña.
Una práctica ancestral muy interesante de los productores de los valles de Caravelí, es regar los campos de los perales y cultivos diversos, con las primeras avenidas de las aguas provenientes de las lluvias de las partes altas. Ello porque las aguas de avenida son muy ricas en limos y nutrientes que contribuyen a fertilizar los campos. Esto ocurre según los valles, entre diciembre y marzo.
En épocas de sequías, las plantas se estresan, los frutos son de pequeño tamaño o caen al suelo, la producción baja de manera muy notoria. Esto ocurre en algunos años y es menester de los productores tratar de contar con pozos para prevenir estas alteraciones.
El riego excesivo o el uso de suelos con napas freáticas altas, ocasiona que las raíces se pudran, en estos casos se recomienda hacer drenes o "sangraderas".
Existen ya en la zona experiencias interesantes de aplicación de riego presurizado por micro tubos promovidas por desco, en distintas especies frutales, por tanto, sería recomendable emplearlo sobre todo en plantaciones nuevas para optimizar el uso del agua.

Fuente: El cultivo del peral en la
provincia de Caravelí
Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo - 2009
PROGRAMA REGIONAL SUR
Unidad Operativa Territorial Caravelí
Waldir Guillermo Chávez Gama
Atilio Alfredo Arata Pozzuoli


Manejo integrado de enfermedades Marchitez, pudrición suave, erwinia


Resultado de imagen para erwinia sp  Resultado de imagen para erwinia sp

Manejo integrado de enfermedades
Marchitez, pudrición suave, erwinia
Erwinia sp.
La pudrición por erwinia es favorecida por excesiva humedad en la base del tallo de la planta. La bacteria se disemina por el agua de escorrentía y herramientas contaminadas, y se ve favorecida por el ataque de insectos y las prácticas de poda.
La enfermedad se manifiesta inicialmente en las hojas superiores mediante un ligero marchitamiento. En ataques avanzados, el marchitamiento de la planta puede ser total, debido a la irrupción de la bacteria en la base del tallo principal, donde se observa una lesión húmeda y acuosa, de color café o negro y olor desagradable.
La pudrición por Erwinia sp. se debe prevenir evitando condiciones de humedad excesiva en la base del tallo de la planta. La práctica de aporque temprano de las plantas al inicio de la enfermedad posibilita la emisión de nuevas raíces en la parte superior del tallo principal y la recuperación de la planta afectada, siempre y cuando se realice la aplicación previa de bacterias al suelo.
Durante las labores de poda se debe realizar la desinfección o lavado de manos, herramientas o guantes con productos a base de hipoclorito de sodio o yodo agrícola.

Fuente:  Manejo integrado de enfermedades.pdf

Camu Camu La planta y su cultivo

Camu Camu La planta y su cultivo Métodos de propagación Tradicionalmente se ha propagado por semilla, la cual se obtiene de plantas vi...