Jose Arcesio en Dailymotion y Youtube

Enfermedades causadas por nematodos

Resultado de imagen para Enfermedades causadas por nematodos

Manejo integrado de enfermedades

Enfermedades causadas por nematodos
Nematodos del nudo
Meloidogyne incognita, Meloidogyne javanica
Los nematodos representan un problema más serio en suelos livianos, en tanto que los ataques son moderados en suelos con pH bajo. Los ataques son favorecidos por temperaturas moderadas en el suelo entre 16º y 17º C, y su germinación ocurre a partir de almácigos o semilleros afectados o por agua de riego.
Aunque Meloidogyne incognita es un nematodo de amplia distribución y prevalencia en variadas condiciones ambientales, es más frecuente en cultivos de tomate ubicados en zonas de clima cálido, mientras que Meloidogyne javanica es más frecuente en las zonas de clima frío moderado.
La severidad de ambos organismos es favorecida por la siembra continuada de cultivos altamente susceptibles como las solanáceas (pimentón, ají, papa, etc.) y la ausencia de rotación con cereales. Existen también innumerables malezas que son hospederas de nematodos y que mantienen las poblaciones de estos organismos en raíces y suelo.
Los daños pueden ocurrir durante la etapa de semillero. Las plantas de tomate afectadas por nematodos sufren retraso en su desarrollo y los daños sólo se detectan al momento del trasplante a sitio definitivo. Los nematodos del nudo producen pequeñas protuberancias, agallas o nudos en las raíces pequeñas.
En condiciones de cultivo, las plantas afectadas presentan amarillamiento en las hojas más viejas, retraso en su desarrollo y reducción considerable de su producción.
Ocasionalmente, las plantas afectadas por el nematodo pueden experimentar marchitamiento foliar temporal en días calurosos o temporadas secas.
Las raíces de las plantas afectadas por el nematodo presentan numerosas agallas o nudos que se concentran en la base de la planta. Los nudos forman masas de raíces  deformadas que favorecen el ataque de otros patógenos, se pudren y la planta se debilita.
Los nematodos pueden también ser vectores de virus y son capaces de destruir microorganismos benéficos para las plantas.
Dado que los nematodos del género Meloidogyne spp. son muy frecuentes en la mayoría de los campos, el control de estos organismos debe ser preventivo en el semillero. Para los semilleros no se deben utilizar suelos procedentes de campos que hayan sufrido ataques por nematodos. El suelo que va ser usado en los semilleros debe ser sometido a un tratamiento de solarización húmeda durante 30 a 45 días, el cual permite reducir las poblaciones del nematodo. La aplicación al suelo de algunos
aislamientos de los hongos antagónicos, como Verticillium chlamydosporium, Paecilomyces lilacinus, Metarhizium anisopliae y Beauveria bassiana han logrado reducir las poblaciones de nemátodos del género Meloidogyne.
La aplicación al suelo del hongo micorrizógeno Glomus etunicatum, posibilita una mayor tolerancia de tomate al ataque del nematodo. También se han observado otros hongos del género Arthrobotrys sp. capturando nemátodos en condiciones de campo, pero se desconoce la efectividad de aplicaciones de estos hongos en cultivos comerciales de tomate. Para evitar llevar plántulas afectadas al campo, se sugiere la inspección o revisión previa de las raíces y la eliminación de las plántulas con síntomas de ataque por el nematodo al momento del trasplante.
Se debe realizar un control frecuente de malezas, ya que muchas de ellas son afectadas por los nematodos del nudo. Se recomienda fertilizar con abono completo y con grandes cantidades de materia orgánica (gallinaza).
Para reducir las poblaciones de nematodos, es aconsejable la siembra de cultivos
trampa con la rosa amarilla o flor de muerto (Tapetes spp.), o la clotalaria, cascabellito
(Clotalaria spp.) usados antes de la siembra, en rotación después del cultivo de tomate
como cobertura.
La inmersión de raíces durante 10 minutos, poco antes del trasplante en una solución de hidrolato de rosa amarilla o marigold (Tapetes patula) al 10%, reduce la severidad de los daños.
Existen algunos híbridos de tomate que han mostrado en nuestras condiciones cierto grado de tolerancia al nematodo Meloidogyne spp. Algunos de los híbridos que presentan bajo grado de ataque cuando se siembran en suelos infestados por este nematodo son: rocío, astota, reina, granitio, aurora y torrano.

Fuente:  aa1374s05.pdf

CULTIVO DEL AGUACATE Principales Plagas


CULTIVO DEL AGUACATE

TV, vídeo y home cinema Principales Plagas

Resultado de imagen para thysanoptera

Thrips (Insecta: Thysanoptera)
Insectos pequeños de 0.3 a 1.4 mm de longitud, de color blanco, amarillo pálido o castaño oscuro. Poseen dos pares de alas que pueden llegar a cubrir el abdomen, son muy estrechos y en sus márgenes poseen pelos muy finos. Poseen un aparato bucal picadorchupador y presentan cinco etapas en su desarrollo: huevo, cuatro formas inmaduras, dos formas larvales, prepupa y pupa y adulto. Las especies de thrips más comunes y de mayor importancia económica son: Selenothtrips rubrocintus y Heliothrips haemorrhoidalis. El incremento de su población es favorecido por el aumento de la  temperatura.
Daño
Se alimentan del fruto cuando este está en su primera etapa, produciendo deformaciones en la superficie del pericarpio en forma de protuberancias o crestas que se hacen más evidentes en el fruto  ya terminado.
Medidas de Control
Mantener la finca libre de malezas, las cuales sirven de hospederas.
Como control químico se recomienda hacer tres o cuatro aplicaciones, la primera debe coincidir con el 10% de la floración, la siguiente cuando hay un 100% de la floración y la siguiente cuando los frutos comiencen a desarrollarse.

Chinche de Encaje

Resultado de imagen para chinche de encaje aguacate

Hemíptera: Tingidae (Pseudoasysta perseae)
En la República Dominicana el Chinche de Encaje es una de las principales plagas del aguacate. Puede causar daños parciales o totales de las hojas llegando a causar la defoliación. Las altas poblaciones están muy relacionadas con las épocas de sequía y altas temperaturas.
El ciclo de vida de esta plaga es de 22 días desde el estado de huevo al de adulto.
Forman colonias debajo de la superficie de las hojas, con estructuras sobresalientes de color negro, distribuidas en hileras irregulares, agrupadas y recubiertas de una secreción oscura pegajosa, las cuales se corresponden con huevos del insecto.
Los adultos son oblongos a ovalados de más o menos 2 mm, tórax con numerosos puntos pequeños y alas reticulares con apariencia de encaje. En la República Dominicana las variedades de criollos antillanos son los más afectados, y de las variedades introducidas la Semil34
es la más atacada, mientras que en Venezuela se reporta el Choquette como la variedad más afectada.
Daño
El insecto se ubica en el envés de la hoja, extrayendo savia y provocando daños en los tejidos superficiales de la misma con su aparato suctor. Causa una destrucción gradual de las células y produce áreas cloróticas que luego se vuelven necróticas.
Medidas de Control
Generalmente la chinche no afecta al mismo tiempo la totalidad de la plantación.
Comienza con algunos focos que de ser detectados a tiempo pueden ser eliminados y así eliminación de las hojas afectadas de estos focos constituye una medida efectiva de control.
Control Químico
La aplicación de Malation procurando cubrir bien el envés de las hojas donde se presente el foco, da buenos resultados si se hace una primera aplicación al detectar el foco y una segunda 15 días después para eliminar las ninfas de los huevos que eclosionan durante ese período. Otros productos como la Cipermetrina han dado buenos resultados como ovicidas. El Confidol (Imidaclorid) en aplicaciones de soluciones al suelo durante períodos en que el suelo se mantiene húmedo ha resultado en un control extendido por varios meses.

Fuente:  GUÍA TECNOLÓGICA SOBRE
EL CULTIVO DEL AGUACATE
Autores
Ing. Agrón. Sixto Ml. Bisonó Pérez
Ing. Agrón. José R. Hernández B.

FERTILIZACIÓN DEL PERAL

Resultado de imagen para cultivo del peral


FERTILIZACIÓN DEL PERAL
1. Generalidades
La fertilización consiste en incorporar los nutrientes necesarios al suelo y al follaje, según las necesidades del peral, para lograr una buena producción. Se debe realizar todos los años, de modo que la planta disponga de manera continua de los elementos minerales y en las cantidades necesarias. Las exigencias nutritivas del peral varían según distintos factores como el tipo de suelo, la edad de la planta, el estado de desarrollo, entre otros.
Una buena práctica de fertilización debe estar relacionada con los análisis de suelo y foliar. La fertilización se realiza a través de la incorporación de materias orgánicas como guano de corral y restos vegetales, y la aplicación de fertilizantes sintéticos que contengan nitrógeno, fósforo, potasio y
otros elementos.
Un análisis foliar otorga más confiabilidad.
Para realizarlo en perales y otros frutales de pepita, se escoge un promedio de 25 plantas por ha, y de estas se cogen, de la parte media de la planta, dos hojas centrales con peciolo de un brote del año,
totalizando 4 hojas por planta. La muestra, compuesta por 100 hojas se envía a un laboratorio especializado -por ejemplo el de la Universidad Nacional Agraria La Molina en la ciudad de Lima- para su análisis e interpretación. El momento óptimo para realizarlo es hacia finales de la cosecha, porque se considera que en ese momento, los nutrientes se encuentran en cantidades estables dentro de la planta.
El uso de materia orgánica, además de aportar nutrientes, logra que se mejore la calidad física de los suelos, especialmente en cuanto a su capacidad para retener agua, característica muy importante en un medio donde las frecuencias de riego suelen ser distanciadas.
La fertilización de los perales en la provincia de Caravelí no es una práctica muy extendida. Se cree que la rusticidad de la especie hace que no sea necesario realizarla, sin embargo, en experiencias
desarrolladas por agricultores de Cháparra y el personal técnico de desco, aplicando dosis bajas de fertilizantes y a costos accesibles, se ha logrado mejorar los rendimientos de manera importante y
disminuir los daños por factores de clima.
El riego con aguas de avenida o "puercas", como se les conoce en la zona, que traen altas cantidades de limos y nutrientes en suspensión, es también una práctica ancestral de abonamiento de gran efectividad.


Fuente:  El cultivo del peral en la
provincia de Caravelí
Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo - 2009
PROGRAMA REGIONAL SUR
Unidad Operativa Territorial Caravelí
Waldir Guillermo Chávez Gama
Atilio Alfredo Arata Pozzuoli

Carambolo Nombre científico: Averrhoa carambola L.

Resultado de imagen para Carambolo  Nombre científico: Averrhoa carambola L.

Carambolo
Nombre científico: Averrhoa carambola L.
Familia: Oxalidaceae
Nombres comunes: Tiriguro (Costa Rica); árbol de pepino, carambolera (México); cornichón (Antillas); limas de cayena (Brasil); bilimbi (Portugués); Cornichon (Francia); starftuit, bilimbi, kamrakh, spu, nak fuang, kambola (Inglés).
Descripción
Ecología, distribución y adaptación
El Carambolo es un fruto originario del suroeste asiático (India, China, Malasia), cultivado en India y China. En América fue introducido a fines del siglo XVIII, y en Palmira, (Colombia) hacia 1930, de la zona del cañón de Panamá. (2)
En la actualidad se le conoce en el trópico; se cultiva comercialmente en su lugar de origen, así como en las Antillas y en Hawai. (2)
Es una planta muy susceptible al frío, la temperatura ideal oscila entre los 26 a 28 °C, por esta razón se recomienda sembrarlo hasta los 500 m.s.n.m. No es muy exigente en condiciones edáficas, pero en suelos calcáreos presenta algunas deficiencias en elementos menores, en especial zinc. (2). Crece mejor en suelos son abundante materia orgánica. El pH puede oscilar entre 5.5 - 6.5.
El cultivo no soporta encharcamientos y la precipitación ideal va desde los 1.200 mm a los 1.500 m.m. anuales bien distribuidos. (4)
Descripción botánica
Es un arbusto de 5 a 10 metros de altura, cuyas ramificaciones empiezan muy cerca del suelo y tiene una corona irregular. Sus hojas son alternas y compuestas, nadas con foliolos ovalados o ligeramente elipsoides, de 2 a 9 cm de largo y de 1 a 5 cm de ancho y de un verde claro (2). Las hojas son sensibles a la luz y se plegan por la noche o cuando el árbol se agita. (3)
Sus flores son pequeñas con pedúnculos cortos, hermafroditas y de color que van desde el rosado oscuro hasta el rojo y se agrupan en inflorescencias racimosas. Las flores son auto-incompatibles, y no se polinizan con el viento. Los insectos son necesarios en la producción de fruta y son agentes polinizadores dado que el carambolo es una especie de polinización cruzada. (4)
Frutos en forma de estrella con cinco vértices, alargados o elipsoides, que cuando están inmaduros son verdes y en su madurez amarillosa. Son de pulpa frágil y jugosa y maduran a los cuatro o cinco meses después de la floración. (2)
Su crecimiento es lento. Entre siembra y germinación se cuentan 34 días; de germinación a vivero 39 días; de siembra en sitio definitivo a floración, ocho a 22 meses después de transplante; de floración a aparición de primeros frutos 30 días; de aparición de primeras flores a cosecha 100 días. (2)


Fuente:  Frutales tropicales potenciales
para el piedemonte llanero
Javier Orlando Orduz R.1
Jorge Alberto Rangel M.

EL CAMUCAMU - Composición química y valor nutricional

Resultado de imagen para el camu camu


EL CAMUCAMU -

Composición química y valor nutricional
El mayor componente es el ácido ascórbico, del cual tiene 2.994 mg por 100 g de pulpa (2.780 mg como ácido ascórbico reducido). El contenido de proteínas está en 0.5 mg/100 g, el de carbohidratos en 4.7 mg/100 g, mientras que los demás constituyentes se encuentran en cantidades similares a los que se observan en otras frutas tropicales. Tabla 18.
El contenido de ácido ascórbico, proteínas y carbohidratos del Camu camu en comparación a otros frutales tropicales se presenta en la Tabla 19, allí se observa que el Camu camu sobrepasa el contenido de ácido ascórbico de otras frutas tropicales.
El fruto tiene entre 6.3 y 8.8 g, con un peso de cada semilla que varía entre 0.6 y 0.9 g y el número de semillas entre uno y cuatro por fruto.
Agro-industria
Se procesa para la obtención de mermeladas, helados y refrescos. La pulpa refinada y el néctar sufren cambios en color, olor y sabor cuando son enlatados y conservados al medio ambiente, por lo que se recomienda que la industrialización debe contar con un sistema de refrigeración.
La temperatura de congelamiento de la pulpa debe estar entre 5 y 10ºC para conservarla por períodos prolongados. La comercialización puede hacerse en bolsas de polietileno, llenadas al vacío, congeladas y con indicaciones de la cantidad de azúcar y agua por agregar.
Debido a su alta acidez, la pulpa no es apropiada para preparar mermeladas puras, sino que debe mezclarse con pulpa de otras frutas, ejemplo 1:1 con pulpa de piña, sin necesidad de agregar ácido cítrico. (3)
Importancia económica y comercialización
El mercado de exportación para el Camu camu está en su uso como fuente natural de ácido ascórbico o vitamina C. Existe un fuerte interés de algunos compradores internacionales por este producto, demanda que no podrá ser satisfecha con la producción de los cultivos nativos de la selva amazónica.
En el Perú se ha iniciado la siembra de plantaciones comerciales en la zona de Pucallpa.
El precio del ácido ascórbico natural es varias decenas de veces superior al precio del producto sintético, por lo que puede ser un cultivo rentable para los agricultores.
Teniendo en cuenta la gran cantidad de suelos de vegas, vegones, de terrazas bajas y de sabanas inundables que se poseen en los Llanos Orientales de Colombia, es necesario evaluar la adaptación del Camu camu en estos paisajes y de ser favorable su comportamiento, propiciar un desarrollo agro-industrial alrededor de este frutal amazónico.


Fuente:  Frutales tropicales potenciales
para el piedemonte llanero
Javier Orlando Orduz R.1
Jorge Alberto Rangel M.

Enfermedades causadas por nematodos

Manejo integrado de enfermedades Enfermedades causadas por nematodos Nematodos del nudo Meloidogyne incognita, Meloidogyne javanica ...