ARRACACHA (Arracacia xanthorrhiza Bancroft)


  

ARRACACHA (Arracacia xanthorrhiza Bancroft)


7.2. SISTEMA DE CONDUCCIÓN DEL CULTIVO
7.2.1 Elección, preparación del terreno y siembra
El éxito en la producción de esta planta depende de las propiedades físicas y
químicas del suelo, donde se va a instalar el cultivo, siendo los mejores los suelos
profundos con pH entre 5 y 6, sueltos y bien drenados, con buena fertilidad y sin
exceso de humedad.
La preparación del terreno es simple y va a depender del tipo de suelo y del área
donde será instalado el cultivo. Normalmente se realiza una pasada de arado y
rastra; la siembra puede realizarse en hoyos, surcos o melgas.
Después del primer abonamiento en cobertura, se realiza el aporque,
posteriormente se distribuye e incorpora la materia orgánica óptimamente
descompuesta. Posteriormente las plántulas son sembradas individualmente,
colocándolas en posición vertical haciendo una leve compresión sobre el suelo, de
modo que queden bien firmes y cubiertos con dos centímetros de tierra para cubrir
la yema.
7.2.2 Distanciamiento
Es de suma importancia en el rendimiento del cultivo, siendo los más adecuados
de 70 a 80 cm. entre surcos, y 30 a 40 cm. entre plantas, utilizándose
aproximadamente 42,000 plántulas por hectárea.
Considerando que el peso de la plántula varía entre 3 a 4 g., dependiendo del
tamaño, el requerimiento es de aproximadamente 170 kg. de plántulas por
hectárea.
7.2.3 Riegos
El cultivo es exigente en agua durante todo el período vegetativo. Al inicio de este
período los riegos deben ser frecuentes para facilitar el enraizamiento,
reduciéndose posteriormente de acuerdo con las condiciones de clima y de la
retención de la humedad del suelo, el sistema puede ser por gravedad o
presurizados.
Los riegos influyen directamente en el aumento de la producción y la calidad de las
raíces de esta hortaliza, siendo en la práctica perjudicial el exceso o falta de
humedad, puesto que la planta se desarrolla constantemente, la especie no tolera
encharcamientos, lamentablemente no se ha determinado los coeficientes
hídricos.
7.3. MALEZAS
Las malezas están siempre presentes dentro y fuera del área del cultivo, constituyéndose
en uno de los componentes más importantes del agroecosistema. Compiten principalmente por los nutrientes, el agua, la luz y CO2; reduciendo la producción biológica del cultivo.
Muchas de las malezas ejercen papel importante en la biología de algunos insectos y
parásitos benéficos, sirviendo de fuente alimenticia alternativa.
Interfieren en el crecimiento y desarrollo del cultivo debido a posiciones ambientales
directas como competencia, alelopatía en interferencia en la cosecha y como hospederos
de plagas, enfermedades y nemátodes.
Los principales métodos de control de plantas dañinas en el cultivo de arracacha son el
cultural y el mecánico; y su elección depende del tipo de malezas a erradicar. La limpieza manual debe realizarse con cuidado para no lesionar las raíces.
7.4. CLIMA, CULTIVARES Y ÉPOCA DE SIEMBRA
Asociado a su origen andino, la producción de arracacha es común en altitudes entre 1,500 a 2,500 msnm, con temperaturas de 15 a 20 oC.
En nuestra región el manejo de esta planta se restringe a pocos cultivares, con
características semejantes y uniformidad genética. Existe una variedad de raíz blanca cuya planta es bastante vigorosa en relación a las variedades de raíces amarillas, de alto porte y expresiva producción de masa verde, llega a producir hasta 7 Kg. de raíces por planta. Su cultivo es muy restringido pues sus raíces no tienen buena aceptación por el consumidor debido a la casi total ausencia de aroma característico de sabor dulce y coloración.
La arracacha es una planta rústica a sembrarse durante todo el año, siendo la época más
apropiada entre los meses de octubre a noviembre con el inicio de las lluvias, por lo que el agricultor puede manejarla de acuerdo con la demanda del producto orientado a la
obtención de mejores precios.
7.5 NUTRICIÓN MINERAL Y ABONAMIENTO
Según la estructura del suelo, las exigencias de N-P-K son 40-240-160, pudiendo utilizarse como fuente estiércol en 40 T/Ha., o sintéticos.
El potasio es un elemento importante en la nutrición de la arracacha y debe ser
considerado con especial atención, pues además de ser un constituyente importante en el
transporte de iones y de azúcares hacia las raíces, contribuye con el vigor de las plantas,
permitiendo mayor actividad fotosintética y otorgándole mayor resistencia contra plagas y enfermedades.
Otros nutrientes claves son el calcio y el magnesio que pueden ser aplicados en la
corrección del suelo o como abonos foliares.
Fuente: ARRACACHA
(Arracacia xanthorrhiza Bancroft)
GERENCIA REGIONAL DE RECURSOS NATURALES
Y GESTIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
GOBIERNO REGIONAL LA LIBERTAD (GRLL)
Calle los Brillantes Nº 650-Urb. Santa Inés. Trujillo-La Libertad. Perú
www.regionlalibertad.gob.pe
GERENCIA REGIONAL DE RECURSOS NATURALES Y GESTION DEL MEDIO AMBIENTE
Independencia Nº 647 - 2º piso. Local del Colegio Nacional San Juan. Teléfono 044-221860
grrngma_grll@yahoo.es

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Cultivo sin Suelo de Hortalizas Conductividad Eléctrica