CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS


CULTIVOS HIDROPONICOS
BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS (Chorizos):
Con los cultivos hidropónicos a nivel familiar se pueden utilizar bolsas plásticas
largas para cultivar hortalizas en espacios pequeños dentro de las viviendas o en espacios muy pequeños, haciendo con ellas buen uso del espacio vertical. Estas
bolsas se consiguen en el mercado de los plásticos con diferentes características:
1. Bolsas largas de color negro con calibre de 8 – 10 micras de grueso. Son las más comunes porque corresponden a rollos de plástico que se mandan a hacer por kilogramos y que después se cortan a la longitud deseada. Esta es la bolsa más
común porque se puede utilizar con varios fines, pero desde el punto de vista agronómico tiene el inconveniente de que en regiones con temperaturas altas
absorbe mucho calor y esto afecta el normal desarrollo de las raíces por la rápida pérdida del oxígeno causada por la alta temperatura en el sustrato. Si las raíces no pueden respirar por falta de oxígeno habrá limitaciones para la
absorción del agua y para los nutrientes y por esa razón se presentarán deficiencias
que afectarán la cantidad y la calidad de los potenciales productos que se podrían cosechar.
2. Bolsas largas de color negro por dentro y blanco por fuera. No son muy
frecuentes en el mercado de los plásticos pero se pueden conseguir en algunos almacenes especializados, por ejemplo en Armenia en Plásticos L. C. Estas
bolsas ya vienen cortadas a longitudes que no son las más convenientes para
Cultivos Hidropónicos, pues exceden la altura a la cual se pueden manejar los
cultivos con eficiencia, principalmente en el suministro de los riegos con agua o
con nutrientes. El color blanco que tienen por fuera refleja una gran cantidad de
luz y de calor y esto favorece el desarrollo de un sistema radicular sano y eficiente.
Se recomienda utilizar las siguientes dimensiones para este tipo de contenedor
vertical:
Largo: 1.80 mts.
Ancho: 20 a 25 cms
Calibre: Mínimo 8, ideal 10 micras
Color: Negro o blanco por fuera y negro por dentro
Distancia entre hoyos: Mínimo 10 cm. (Perejil crespo)
máximo 20 cm. (Apio, Lechuga, Fresa)
Trazado de las mangas plásticas:
Cuando ya se ha cortado la longitud deseada (se recomienda 1.80) se extiende la
bolsa en un sitio plano y se marca una línea a 13 cms. de uno de los bordes y a
partir de esa línea se marca un punto en el centro de la bolsa separado a 8 cms.
de la línea que se trazó. Después de ese primer punto se marcan dos puntos para
formar un triángulo con el primero; la separación entre el primer punto y los
otros dos debe ser la que se haya escogido de acuerdo con el cultivo que se va a
realizar en la bolsa (10 a 12 cms. para perejil o berro y 20 a 22 cms. para apio,
lechuga o fresa). A partir de los 2 puntos marcados se siguen marcando en forma alterna 2, 1; 2,1; hasta llegar al final de la bolsa.
Posteriormente se le da vuelta a la bolsa y se empieza a trazar de la misma manera desde la línea de base que se trazó, pero en lugar de comenzar con un punto, se
inicia con dos y se continúa con uno y así sucesivamente hasta llegar nuevamente
al final de la bolsa. Debe tenerse la precaución de que cuando se trazan dos puntos, ninguno de ellos llega hasta el borde de la bolsa debe dejarse por lo menos 2 cms
entre el borde de la bolsa y el borde más externo del hoyo marcado.
Apertura de los hoyos:
Los hoyos se abren sobre los puntos marcados utilizando un tubo de 3/4 de pulgada
el cual debe tener filo en uno de sus extremos, hecho con una lima (o con torno, si se puede). Para evitar que el hoyo hecho en una de las caras de la bolsa llegue hasta la
otra se debe meter e ir desplazando en la medida que se hacen los hoyos, un trozo de cartón sobre el cual se hace la presión con el filo del tubo, debiendo evitarse que se produzcan desgarraduras sobre el plástico.
No se deben utilizar tijera ni cuchillo para abrir estos hoyos, porque cuando las raíces crecen, con frecuencia se producen rasgaduras que destruyen la bolsa antes de que las plantas hayan alcanzado el desarrollo completo.
Llenado de las bolsas:
Preferiblemente estas bolsas deben llenarse con substratos livianos (piedra pómez y cascarilla o cascarilla de arroz con aserrín (máximo 20%, no rojo ni de pino) o con pequeños trozos de esponja y/o icopor pero de desecho (reciclados). Las bolsas se
deben llenar 3 días antes (mínimo) de ser transplantadas y deben ser regadas por la parte alta 2-3 veces al día e ir rellenando en la medida en que el substrato baja.
Cuando ya el substrato se ha estabilizado y no baja más, en las horas de la tarde se siembran las plántulas de la hortaliza deseada y las bolsas se ubican colgadas, a la sombra y con riego permanente y abundante durante 3-5 días antes de colgarlas en
el sitio definitivo.
Fuente: PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO
PNUD
César H. Marulanda Tabares
Experto en Hidroponía Familiar
Consultor PNUD

Entradas populares de este blog

Enfermedades en el cultivo de la Pitahaya