GUÍA TÉCNICA PARA EL CULTIVO DE “MARACUYÁ AMARILLO” PODAS


GUÍA TÉCNICA PARA EL CULTIVO DE “MARACUYÁ AMARILLO”
PODAS. Consiste en eliminar brotes de planta con el fin de darle forma, mejorar el tamaño de los frutos, obtener cosecha más precoz y facilitar la aireación, la iluminación, el control de plagas y enfermedades Las podas en el cultivo de maracuyá tiene gran importancia y se deben realizar con el fin de mejorar la estructura de la planta, la producción de frutos sanos, de mayor tamaño, facilitar el manejo del cultivo, eliminar ramas y hojas secas, deformes o enfermas, y, además, mejorar la efectividad del sistema de tutorado.
Poda de formación. A medida que la planta va creciendo emite una serie de ramas laterales en cada nudo, que se constituyen en chupones, estas se eliminan hasta la altura del alambre, con esto se acelera el crecimiento y desarrollo de la planta. Cuando la planta sobrepasa uno 0.20 m al alambre de la espaldera se hace un corte de la yema apical con lo que se estimula la brotación de las yemas laterales de esa zona de estas se seleccionan dos que se convierten en guías secundarias y se distribuyen sobre el emparrado.
Encortinado de las guías. Es una labor que busca guiar hacia los alambres laterales los brotes del tallo principal cuando este llega a la armazón, de esta manera se va formando el entramado que posteriormente descolgara hacia el suelo en el sistema de mantel. Luego la encortinada consiste en trenzar entre si las ramas pendulares para ir formando cada una de las caras. Estas encortinadas deben realizarse periódicamente para evitar daños por el viento, que se cierren las calles y que las ramas lleguen al suelo, pero no deben ser severas y se deben evitar daños por maltrato.
CONTROL DE PLAGAS ARTRÓPODOS.
Insectos plagas del follaje Crisomélidos, Lorito verde (Diabrotica sp): Cucarroncito que ataca las plantas jóvenes, recién transplantadas evitando el desarrollo normal de la planta.
Gusano Cosechero (Agraulis sp): Ataca masivamente, defoliando parcialmente la planta, eliminando incluso las yemas laterales que impiden su posterior crecimiento. Llamado “gusano cochero” es una larva del orden Lepidoptera familia Nymphalidae, que ataca en los focos defoliando totalmente la planta, eliminando incluso las yemas laterales que impiden el crecimiento normal, se identifica por ser oscuro de un color característico y contándose en cantidades considerables sobre una planta, son larvas de color negro o listadas de color negro y amarillo, recubiertas de pelos, además comen brotes y esqueletizan las hojas.
Trips (Trips tabaci lindeman, Frankliniella occidentalis)
Insectos muy pequeños, se localizan sobre las yemas terminales atrofiando el desarrollo normal de la planta. Son vectores transmisores de virus. Insectos chupadores de color amarillo los adultos y las ninfas son de tamaño muy pequeño desde 0.5 hasta 8 mm, se alimentan de la savia de los tejidos tiernos de las guías de las plantas de maracuyá, penetrándolos con bocas taladradoras y provocando su encrespamiento, deformación y atrofia en su crecimiento, lo que comúnmente se conoce como sellamiento. La evaluación se hace sobre la guía principal al inicio del cultivo para determinar daño y presencia de ninfas y adultos.
Fuente: GUIA TÉCNICA PARA EL CULTIVO DE “MARACUYÁ AMARILLO”
Helbert Salinas Abadía

INSTITUTO DE EDUCACIÓN TÉCNICA PROFESIONAL DE ROLDANILLO VALLE

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Anexo 1. Buenas prácticas agrícolas para el cultivo del café en Colombia (BPA)