Aguacate- Variedades Desde el nivel del mar

Resultado de imagen para Aguacate- Variedades Desde el nivel del mar   Resultado de imagen para Aguacate- Variedades Desde el nivel del mar

Variedades Desde el nivel del mar De 450 a 550 msnm De 550 a 1800 msnm a 450 msnm (planicie Alturas medias en las cordilleras Central y Oriental, Valle del Cibao zonas montañosas Meridional.
y Línea Noroeste)
HASS +
SIMMONDS + +
CHOQUETTE +
SEMIL 34 + +
LULA +
BOOTH 7 + +
BOOTH 8 + +
Siembra
Al recibir los arbolitos debe observarse que sus hojas luzcan con buen color, que la unión del injerto se vea fuerte, que estén libres de enfermedades y plagas y que hayan sido expuestos a intensidad solar de pleno campo. No deben aceptarse arbolitos mareados, con raíces afuera o amarillentos. Los arbolitos criados en viveros bajo sarán deben someterse durante dos semanas previo a la siembra a un proceso de adaptación paulatina a la intensidad solar del campo.
La mejor época de siembra es de otoño a invierno, aprovechando la menor insolación y menores temperaturas, para evitar deshidratación y quemaduras. Sin embargo, si se cuenta con riego se puede sembrar en cualquier época, siempre que los recipientes en que se han criado los árboles garanticen un ambiente favorable sin daños a las raíces al momento de siembra y se apliquen las protecciones recomendadas contra la insolación y el viento. Si las plantas tienen que dejarse en la finca por muchos días antes de ser
sembradas, esto debe hacerse previendo contaminación con Phythopthora, evitando lugares húmedos, áreas muy sombreadas y con muchos rastrojos orgánicos, sombras de viejas plantas de aguacate y superficies impermeables de concreto o cubiertas por plástico.
En zonas donde no se usan sistemas de riego hay que aprovechar los períodos de lluvia para la siembra. En nuestro país ocurren mayormente de abril a mayo y de octubre a noviembre, siendo preferido este último período por la ocurrencia de menor intensidad solar, temperaturas más bajas y porque casi siempre ocurre una extensión de las lluvias a diciembre y enero.
Sistema de siembra
Al comienzo de la época de lluvias donde fue plantada cada estaca se hace un hoyo, ligeramente más profundo y ancho que el tamaño de la funda o recipiente plástico que contiene la planta. Si la siembra es bajo riego y no ha llovido, dos o tres días antes de la siembra debe mojarse el suelo de forma que la humedad alcance aproximadamente unos 30 cm. de profundidad y proceder entonces a hacer el hoyo. La siembra debe efectuarse en las horas frescas de la mañana y de la tarde.
No deben aplicarse fertilizantes o materiales orgánicos en el hoyo para evitar quemadura de raíces. Se corta con cuidado la funda de polietileno, se examina bien el pilón de raíces y se arreglan con cuidado las que sobresalgan, para asegurar buen contacto con el suelo.
Se coloca la planta en el hoyo de forma que el pilón sobresalga ligeramente el nivel del suelo, se llena el hueco hasta la mitad con suelo y se presiona con suavidad para asegurar buen contacto con el pilón. Se llena el hueco con agua y se deja que se infiltre antes de terminar de llenarlo con tierra. El suelo se compacta con las manos (no deben usarse los pies), se levanta el nivel del suelo alrededor, construyendo una balseta para mantener húmeda la plantita y se moja de nuevo.
Si en el terreno se conoce la presencia de Phythopthora debe aplicarse la dosis de metalaxyl recomendada alrededor del árbol. Una capa de mulch de leguminosas, cereales (paja o cáscara de arroz) de 10 a 15 cm. de espesor y alejado por lo menos a 10 cm. del tallo de la planta, es beneficiosa.
Si el viento sopla fuerte en la zona y el área de siembra no cuenta con plantas rompe viento adecuadas, hay que proteger los arbolitos con una cobertura de por lo menos 1.5 m de altura. Se pueden utilizar sacos de abono forrando cuatro estacas de madera clavadas en las esquinas de un metro cuadrado alrededor de cada planta o bien tres estacas que forman un triangulo equilátero alrededor de las plantas, una de ellas en dirección de los vientos predominantes.
Para proteger los árboles de los fuertes rayos solares del trópico y de las gotas de herbicidas, sus tallos se pueden cubrir con láminas de cartón, polietileno o periódicos.
También se pueden pintar con pintura de agua diluida.
Durante el primer mes se deben mojar los árboles diariamente en estaciones cálidas, o cada dos o tres días en otoño e invierno, si no llueve. Esto es muy importante en los suelos sueltos del noroeste y en las zonas bajas del sur del país.

Fuente: GUÍA TECNOLÓGICA SOBRE
EL CULTIVO DEL AGUACATE
Autores
Ing. Agrón. Sixto Ml. Bisonó Pérez
Ing. Agrón. José R. Hernández B.

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Enfermedades en el cultivo de la Pitahaya