Agricultura Urbana



Agricultura Urbana
A continuación te presentamos los diferentes tipos de contenedores empleados
para cultivo de hortalizas, sugeridos con base a la experiencia del Jardín
Botánico de Bogotá:
Tubular
Bolsa plástica negra, gruesa, de 100 cm de largo x 26
cm de ancho, en cuyo interior se dispone el sistema de
riego y el sustrato necesario para la siembra y desarrollo
de diversas hortalizas y frutales pequeños.
Los tubulares se pueden colgar o ubicar de forma
vertical en paredes, terrazas, patios de cemento o suelo
inerte, en espacios donde reciban la mayor cantidad de
sol durante el mayor tiempo posible del día.
Algunas de las ventajas que ofrece el empleo del contenedor tubular
es la optimización del uso del espacio vertical disponible, sembrando
más plantas por unidad de área horizontal, de igual forma disminuye las
labores del cultivo, entre ellas el deshierbe. Además en algunas zonas,
dependiendo de la humedad ambiental, se disminuye la cantidad y
frecuencia del riego.
Cojín
Bolsa plástica negra en cuyo interior se
coloca el sustrato necesario para la siembra y
desarrollo de diversas hortalizas de bulbo. El
cojín puede tener entre 30 y 35 cm de ancho
y 60 a 80 cm de largo y brindar al menos 15
cm de profundidad en los que la raíz pueda
penetrar fácilmente y producir hortalizas de
buen aspecto y longitud.
Botellas
Una botella con un diámetro mínimo de 10 cm y una
profundidad mínima de 15 cm, preferiblemente pintada por
fuera de color oscuro, puede convertirse en un contenedor
apropiado para el cultivo de diferentes hierbas medicinales
y hortalizas.
Este tipo de contenedor permite un aprovechamiento eficiente del
agua en el cultivo al favorecer la retención de humedad en el sustrato y
disminuir así la cantidad de agua requerida por las plantas.
Al igual que el tubular, en algunos casos se reduce el tiempo dedicado a
la realización de las labores del cultivo como el deshierbe. Además, por
la cubierta de plástico se evitan posibles daños o enfermedades.
Cuando se quiere cultivar hortalizas de bulbo o tubérculos, la
profundidad del contenedor debe ser como mínimo de 20 a 30 cm
en este caso una caneca plástica, con drenaje en la parte inferior.
Esto brinda las dimensiones necesarias para disponer el volumen
de sustrato requerido, aportar los nutrientes para el desarrollo de las
plantas y dar sostén a la planta.
Camas
Constituyen uno de los contenedores
comúnmente usados para el desarrollo de
cultivos urbanos, para su instalación necesitas
disponer de un espacio horizontal o con una
leve inclinación que permita a las plantas
recibir durante el mayor tiempo posible la
mayor cantidad de luz solar.
¿Cómo seleccionar los recipientes o contenedores?
El contenedor debe ser de un material inerte para evitar la interacción
de sustancias no deseables con los nutrientes, por lo tanto no utilices
canecas (baldes) o tarros metálicos y tampoco recipientes en los
que se hayan envasado pinturas u otras sustancias químicas.
El contenedor debe ser adecuado en tamaño para contener las raíces
de acuerdo con los requerimientos de profundización de la planta.
El contenedor debe ser lo suficientemente fuerte para soportar las
plantas y el sustrato.
Fuente: Gunther Merzthal
Coordinador Regional del Programa Ciudades
Cultivando para el Futuro (CCF)
au@ipes.org.pe
www.ipes.org/au

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Cultivo sin Suelo de Hortalizas Conductividad Eléctrica