Cultivo sin Suelo de Hortalizas Otros sustratos


Cultivo sin Suelo de Hortalizas
Otros sustratos
Menos extendido se encuentran otros sustratos, que son utilizados en aquellos casos
de una disponibilidad local, como la arcilla expandida, la vermiculita, piedras volcánicas, grava, espumas sintéticas, cascarilla de arroz, etc.
4 • Sistemas de Cultivo sin Suelo y Preparación del Invernadero
El sistema viene influenciado claramente por la elección del sustrato, empleando los volúmenes aconsejados, las dimensiones de saco, salchicha o contenedor más adecuados, con una correcta instalación que permita la evolución más favorable del cultivo.
En general, el suelo del invernadero va a ser sometido a transformaciones que van a permitir el cultivo sin suelo en cualquier sistema y sustrato, con el objeto de obtener
un cultivo lo más uniforme posible, una recogida de los drenajes en el invernadero, y en los sistemas cerrados, una correcta canalización y tratamiento para su reutilización.
En aquellas explotaciones dotadas de suelos con un buen drenaje, se recurre a esparcir unos centímetros de gravilla por encima del suelo, para sobre ella colocar el saco, contenedor o incluso el canal de recogida de un sistema cerrado.
Para mejorar las condiciones de higiene, se pueden emplear film de polietileno en la zona de colocación del sustrato para evitar el contacto directo con el suelo o la gravilla
y evitar que las raíces del cultivo tras salir del punto de corte de drenaje pueda arraigar en el suelo. Uno de los aspectos de mayor importancia es el de la nivelación del suelo, que permitirá que el sustrato se encuentre lo más horizontal posible y podamos evacuar el drenaje a uno o varios puntos de la explotación, evitando encharcamientos en el suelo del invernadero, irregularidades en el contenido de la solución nutritiva en el interior
del saco, o posible estancamiento del agua en contenedores o sacos de mayor longitud.
En la transformación del invernadero caben distintas posibilidades y la elección de cada una de ellas dependerá del coste de ejecución, de la maquinaria disponible, del tipo de sustrato empleado y de la disposición del mismo.
Los sistemas empleados en los invernaderos de cultivo sin suelo, principalmente en lana
de roca, han consistido en la ejecución de unos perfiles en el suelo en los que queda totalmente delimitada la zona de colocación del saco y la del pasillo. En la zona de drenaje se puede instalar un film de polietileno negro de unas 300 galgas, se puede incluso colocar tuberías de drenaje y posteriormente, se puede acolchar
toda la superficie del suelo con un film de polietileno bicapa de unas 400 galgas de
color blanco en la parte exterior y negro en el interior para evitar la salida de malas hierbas, que se solapa en la zona de drenaje, tal y como se indica en la figura 2. En los países de centroeuropa en donde esta instalación ha sido extensamente empleada, los marcos de plantación y disposición de los cultivos hortícolas son muy similares y existe maquinaria que realiza estos perfiles al tiempo que nivelan las líneas de cultivo.
En España, por la heterogeneidad de los sistemas, las instalaciones, en general, se
han simplificado. En la mayoría de las instalaciones de cultivo sin suelo, se ha reducido
notablemente el volumen de sustrato empleado, respecto a los invernaderos de centroeuropa, permitiendo disposiciones, más sencillas y prácticas.
En sistemas cerrados, se recoge el drenaje producido en el invernadero, impidiendo la
entrada de luz, para evitar la proliferación de algas, hasta un depósito desde donde bombear para su mezcla o para destinar a otras parcelas. Cuando se hace una instalación pensada para sistema cerrado, existen diferentes tipos de contenedores o canales, en donde colocar el sustrato directamente o embolsado para la correcta canalización del drenaje, que por gravedad lo llevarán hasta un depósito.
Fuente: Cultivo sin Suelo de Hortalizas
S è r i e D i v u l g a c i ó T è c n i c a
Carlos Baixauli Soria
José M. Aguilar Olivert
Aspectos Prácticos y Experiencias

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Enfermedades en el cultivo de la Pitahaya