HIDROPONÍA FAMILIAR Además del aprovechamiento en beneficio


HIDROPONÍA FAMILIAR Además del aprovechamiento en beneficio de
la calidad de la alimentación familiar, el proyecto orienta a las familias en
relación con la adecuación de la producción y el manejo de la
comercialización al interior de las comunidades y fuera de ellas
para generar ingresos constantes y crecientes.
Las plagas en sus diferentes estados de desarrollo afectan a los cultivos
de hortalizas aunque se realicen por medio hidropónico. Las familias
vinculadas al proyecto son capacitadas para que distingan cuáles insectos
son dañinos y cuales son benéficos, para que así eliminen a los primeros
y protejan a los segundos.

HIDROPONÍA FAMILIAR
La revisión diaria de la huerta (5 minutos por la mañana y 5 minutos por la
tarde) es una de las formas de control más eficientes, limpias y económicas
de los cultivos hidropónicos familiares.
Las banderas de plástico de color amarillo intenso untadas cada 4 días con
aceite grueso (de transmisión o valvulina) ayudan a capturar una gran
cantidad de insectos adultos antes de que pongan sus huevos, los cuales a
los pocos días se convertirían en gusanos u otros estados de desarrollo muy
dañinos y difíciles de controlar.


HIDROPONIA FAMILIAR Otras formas sencillas de control son la
utilización de agua jabonosa y extractos de plantas de olores intensos y
desagradables (ruda, ajo, paico, orégano, eucalipto) y la utilización de
trampas luminosas que atraen adultos de insectos dañinos por la noche.
En el cultivo del tomate es necesario proteger a las plantas de los ataques
de mosca blanca que transmite un virus mortal desde sus primeros días de
desarrollo. Cubrir los germinadores con una malla blanca de hoyos
muy finos o sembrar las semillas dentro de pequeñas casetas es una forma
eficiente para protegerlas.

HIDROPONÍA FAMILIAR
Las plántulas protegidas de los ataques de mosca blanca deben ser
transplantadas posteriormente a cultivos bajo cubierta plástica
forrados con malla contra insectos si el clima es fresco (15 a 24
grados centígrados).
Si la temperatura es muy alta no se debe colocar protección alrededor
de la cubierta plástica y en ese caso sólo habrá protección contra los
excesos de humedad sobre el cultivo.
Las plántulas protegidas de los ataques de mosca blanca deben ser
transplantadas posteriormente a cultivos bajo cubierta plástica
forrados con malla contra insectos si el clima es fresco (15 a 24
grados centígrados).
Fuente: César H. Marulanda Tabares
Experto en Hidroponía Familiar
Consultor PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Enfermedades en el cultivo de la Pitahaya