Frutales tropicales potenciales para el piedemonte llanero AGUACATE Fenología

Resultado de imagen para aguacate arbol


Frutales tropicales potenciales para el piedemonte llanero
AGUACATE
Fenología
El aguacate puede presentar dos o más flujos de floración al año. El primer flujo es el más intenso y ocurre asociado al proceso de floración. Fuera de las épocas correspondientes a los flujos de crecimiento, se observa una actividad vegetativa escasa, los flujos de crecimientos se asocian a los periodos lluviosos y las etapas de reposo con los de sequía. Las ramas de la periferia de la copa o más externas crecen verticalmente y dan más flujos que las ubicadas en posiciones bajas o internas. Las ramas con frutos o sombreadas producen un flujo de crecimiento al año. (1)
Anualmente el Aguacate presenta los siguientes eventos fisiológicos:
• Floración y Flujos de Crecimiento Vegetativo, el primero simultáneo o inmediatamente después de la floración y el segundo denominado flujo de verano tardío; el flujo de crecimiento de cada rama dura de 3 a 5 semanas desde el inicio de la brotación hasta la transformación del ápice meristemático en yema apical.(1)
• Y por último el flujo de crecimiento radicular que es intenso y prolongado, y se acentúa con la entrada en floración y el inicio del crecimiento vegetativo aéreo.
El crecimiento vegetativo de los frutales tropicales se reduce e inhibe por efecto de las bajas temperaturas y/o el estrés hídrico. El estímulo floral se le atribuye a las bajas temperaturas, a la longitud del día y al estrés hídrico. La floración ocurre normalmente durante la época seca, cuando las temperaturas son las más bajas durante el año.
Temperaturas de 20ºC en el dia y de 5ºC a 15ºC durante la noche estimulan la floración, mientras que temperaturas diurnas entre 25ºC y 30ºC la inhiben. (1)
En el Aguacate se observa la dicogamia en la cual la maduración de los órganos de la flor no se realiza a un mismo tiempo, como consecuencia se pierde la capacidad deautofecundación de las flores y facilita la polinización cruzada, por tal motivo existen cultivares clasificados por grupos, A y B.
• Una flor de la variedad dentro de la categoría “A” se abre por la mañana cuando los pistilos son receptivos, posteriormente se cierra sin que se haya derramado el polen.
La segunda apertura se presenta al dia siguiente en horas de la tarde cuando ya el polen se ha derramado pero los pistilos no son receptivos.
• El ciclo de la apertura es de 36 horas en la cual se comporta como flor hembra en la primera apertura y flor macho en la segunda.
• Las flores ubicadas en plantas de categoría “B” se abrirán por primera vez en la tarde y por segunda vez en la mañana siguiente. Su ciclo de apertura es de 24 horas comportándose por la tarde como flor hembra y a la mañana siguiente como flor macho. (5)
La receptividad del estigma y la maduración del polen difieren de una variedad a otra, aunque en cada variedad se presenta el fenomeno a la misma hora.
Por lo anterior se recomienda plantar diferentes variedades en el mismo huerto (5).
Existen listados de la clasificación de las variedades de acuerdo a las categorías A y B en el comportamiento floral que se debe consultar antes de decidir el material a utilizar.
Para que la dicogamia se manifieste es necesario que la temperatura sea próxima a los 25°C en el día y superior a 16°C en la noche. Con temperaturas menores el funcionamiento floral es anormal. La humedad relativa debe ser mayor al 50% para que no se afecte el estigma.
Es recomendable instalar colmenas de abejas dentro de las plantaciones ya que estos son un agente polinizante efectivo.
El fruto durante su formación sufre contracciones durante el día y se expande durante la noche. Si existe demasiada variación en la temperatura puede sufrir ruptura. Temperaturas superiores a los 30 °C con humedades relativas menores del 50% son nocivas.
La plantación del Aguacate tiene una duración de vida productiva de 15 a 25 años.
Se obtiene la primera cosecha a los tres o cuatro años alcanzando la plena producción a los ocho años de edad.
El Aguacate tiene cinco fases de crecimiento o desarrollo:
• Una fase juvenil que corresponde a los primeros 18 a 24 meses de vida de la planta.
• Una fase de crecimiento caracterizada por el inicio de la producción y crecimiento de la planta cuyo periodo se estima de tres a cinco años.
• Un periodo de plena producción caracterizado por una abundante floración y fructificación que alcanza su máxima expresión entre los ocho y diez años.
• Un periodo de producción en el que la planta mantiene los rendimientos pero tiende a reducirlos debido a enfermedades y estrés.
• Finalmente un periodo de senilidad donde disminuye los rendimientos y es escaso el crecimiento.
Fuente: Frutales tropicales potenciales para el piedemonte llanero
Javier Orlando Orduz R.1
Jorge Alberto Rangel M.2
Corpoica – Regional 8

PRONATTA

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS