Cultivo hidropónico de lechuga

 
Cultivo hidropónico de lechuga
Con el ensayo comenzado este año se han llevado a cabo hasta la fecha 6 cortes
más, como se indica en la siguiente tabla. Las balsas siguen en cultivo, y
hasta finales del mes de septiembre, en que se finalizará la campaña, se habrán
cultivado dos ciclos más, de los que habrá que valorar el resultado.
En todas las plantaciones, la calidad de la lechuga obtenida ha sido buena o
muy buena, anotando como un dato a tener en cuenta que en el cultivo de verano,
se manifiesta una baja incidencia de Tip burn, siendo mucho mas acusado
el problema en todos los demás sistemas de cultivo que en el de las balsas.
Variedades utilizadas
Las variedades que se han cultivado en este ensayo han sido las que normalmente
se vienen utilizando en el cultivo de suelo, ya que no es objeto de este
trabajo el valorar nuevas variedades, eso queda para un trabajo posterior. Se
han utilizado las variedades Pravia, Bertina y Matinale en el invierno. Arab
ha sido la utilizada en el resto del tiempo.
Pero sí queda claro que no son, sobre todo esta última, las variedades
más adecuadas, ya que en este sistema, por velocidad de desarrollo y tipo
cebolleta fresca, apio, hoja de roble y Lollo, además de un buen número de
especies utilizadas para el mercado de cuarta gama, como berros, canónigos,
rúcula, tatsoy, acelga roja, espinaca etc., todas ella con cultivos de tipo
baby. Los resultados han sido muy esperanzadores en todos los casos,
abriéndose también en este campo una gran cantidad de trabajos a desarrollar.
Solución nutritiva empleada.
Manejo de las soluciones nutritivas.
El manejo de la solución nutritiva de las balsas se hace sin ningún tipo de pérdida
ni drenaje, es decir, al iniciar el ensayo se llena la balsa, y se mantiene
durante todo el año la misma agua, añadiendo únicamente la cantidad que
el cultivo consume para su propia constitución y por la transpiración. Esto supone
que la solución nutritiva se va paulatinamente salinizando por acumu-lación de los elementos que la planta no consume o lo hace en muy poca cantidad.
La solución nutritiva de partida empleada en el ensayo ha sido como en el caso
del cultivo precedente.
Ion mMol/l
HCO3 - 0,5
NO3 - 10
SO4= 2,5
H2PO4 - 2,5
Ca++ 5
Mg++ 2,5
K+ 6
Ce 2
pH 5,9
Los consumos de las plantas y los aportes de nueva solución a la balsa, modifican
la solución, encontrándonos en ocasiones niveles más bajos de los elementos
que la planta consume en mayores cantidades, nitrógeno y potasio principalmente, y aumentando progresivamente los que la planta no consume
o lo hace en menor cantidad. Se viene realizando un control semanal mediante
un análisis químico completo de la solución en laboratorio, con el fin de conocer
el patrón de extracción de las lechugas, y poder hacer los aportes necesarios
si se considera oportuno
Fuente: Cultivo hidropónico de lechuga
SALOMÓN SÁDABA, JUAN A. DEL CASTILLO, MAITE ASTIZ, JAVIER SANZ DE GALDEANO, AMAYA URIBARRI Y GREGORIO AGUADO

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS