El cultivo del peral

Resultado de imagen para El cultivo del peral   Resultado de imagen para El cultivo del peral

El cultivo del peral

Características y descripción del peral.
El peral es un arbusto de nombre científico Pyrus communis L. que pertenece a la familia de las Rosáceas, subfamilia pomoidea. Originario de Europa central, fue difundido ampliamente por los
romanos, llegando a América del Sur luego de la conquista española (Amat, 1963). Su fruto y parte comestible se define en términos botánicos como un pomo. Este tiene una forma característica, de textura firme, y con una epidermis o piel en tonalidades que van desde el verde amarillento, hasta colores rojos y pardos, según su variedad. La pulpa es de color verde claro, que en su madurez, con un porcentaje elevado de humedad, se hace agradable y refrescante (Tamaro, 1984).
La planta o peral, en estado adulto, presenta de manera habitual una forma piramidal, aunque puede variar según las podas y el manejo que se les de. La altura igualmente dependerá de estos factores,
aunque rara vez pasa de los 20 m. La planta presenta también, en estado adulto, un tronco grueso con cortezas agrietadas. Sus hojas son de forma sovaladas, acorazonadas o casi redondeadas y dentadas.
Es una planta caducifolia, es decir, las hojas caen en el otoño, luego que acumula las reservas y nutrientes para la siguiente campaña. La floración y nuevos brotes de hojas se dan a partir del inicio de las temperaturas primaverales. En los valles de Caravelí, la caída de las hojas ocurre entre los meses de abril a junio y la floración e inicio del brotamiento entre los meses de agosto a setiembre. Las flores son blancas con matices rosados, presentan cinco sépalos, numerosos estambres y un pistilo.
Estas características son importantes para el manejo adecuado de este frutal, pues como veremos en los capítulos posteriores, el adecuado conocimiento de la estructura y características de la planta ayudan a hacer un manejo eficiente de las plantaciones.
En cuanto a su utilización, además de ser consumida como fruta fresca, se pueden elaborar distintos subproductos con la pera para generar valor agregado, entre ellos frutas deshidratadas, licores, vinos y vinagres. Las hojas secas y restos de cosecha pueden ser empleados en la fabricación de compost y otros abonos orgánicos . As imi smo, la madera proveniente de ramas y troncos es empleada tradicionalmente como leña.
2. Propagación del peral
El peral suele propagarse en los valles de la provincia de Caravelí por injerto de yemas o púas, empleando como patrones o porta injertos, el membrillero y la pera variedad "perilla".
La propagación por injerto es el método más apropiado para instalar huertos comerciales, ya que los árboles injertados son uniformes en cuanto a la calidad, forma y tamaño de la fruta, y debido a que logran entrar en producción en un corto período, generalmente a partir del tercer año de instalados.
En muy raras ocasiones se emplean semillas, salvo que se requiera obtener nuevas variedades, ya que la entrada a producción de estas plantas suele ser muy larga, y al provenir de cruces por polinización, suelen ser desiguales en cuanto a sus características.
3. Patrones empleados
Los patrones mas empleados para la propagación de los perales son: el membrillero y la pera variedad "Perilla" obtenidos a partir del enraizamiento de estacas seleccionadas.
En las experiencias desarrolladas en el valle de Cháparra, el membrillero y la pera "perilla" usados como patrón, otorgan buena compatibilidad al ser injertadas con las variedades "Chacarilla", "Packans Triumph", "Italiana" y "Canela"; sin embargo, la recomendación que hacemos es utilizar el membrillero, debido a que este otorga como ventajas un crecimiento parejo, vigor medio que resulta en un crecimiento balanceado de la planta, precocidad en relación al inicio de la producción, un buen tamaño de las frutas y buena longevidad. El membrillero empleado como patrón desarrolla un amplio sistema de raíces, contribuyendo a tolerar la sequía y los nemátodos, especialmente la especie Meloydogine incognita, con gran presencia en los valles de Caravelí y la costa peruana.
En el caso de la pera variedad "perilla", esta ha sido tradicionalmente utilizada como patrón por muchos productores en el valle de Cháparra. Si bien le confiere al injerto resistencia a suelos calcáreos, a la sequía y un buen anclaje de raíces, tiene como desventajas que los injertos producen
brotes muy vigorosos, haciendo que las plantas crezcan muy altas y que se generen numerosos hijuelos alrededor de ellas, lo que entorpece las labores de manejo y cosecha.

Fuente: El cultivo del peral en la
provincia de Caravelí
Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo - 2009
PROGRAMA REGIONAL SUR
Unidad Operativa Territorial Caravelí
Waldir Guillermo Chávez Gama
Atilio Alfredo Arata Pozzuoli

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS

Anexo 1. Buenas prácticas agrícolas para el cultivo del café en Colombia (BPA)