MANEJO DEL CULTIVO DE LA UCHUVA EN COLOMBIA


MANEJO DEL CULTIVO DE LA UCHUVA EN COLOMBIA
PODAS
La poda en el cultivo de la uchuva es una de las prácticas más recomendadas
porque tiene efectos sobre el tamaño del fruto, mejora la arquitectura de la
planta, facilita el manejo del cultivo y la cosecha. Además, mejora la efectividad
del sistema de tutorado.
En el cultivo de la uchuva se realizan dos tipos de poda: de formación y de
mantenimiento.
La poda de formación consiste en eliminar los brotes o chupones que se
producen en la base del tallo principal hasta los primeros 40 cm de altura,
con el fin de disminuir la humedad relativa dentro del cultivo y la presencia
de enfermedades.
La poda de mantenimiento o sanitaria es la más importante y consiste en
remover ramas secas, viejas y enfermas de la planta, con el propósito de
disminuir las fuentes de inóculo de las principales enfermedades.
TUTORADO Y AMARRE
Las plantas de uchuva se deben sostener mediante tutores y amarres, debido
a que cuando están en producción alcanzan demasiado peso, ocasionando
volcamientos y ruptura de ramas; este problema se agrava en zonas de vientos
fuertes o en terrenos demasiado pendientes.
El tipo de tutorado y amarre requeridos, están en función de la densidad de
siembra, la topografía del terreno, la disponibilidad de materiales y de sus
costos.
Existen varios sistemas de tutorado y amarre para el cultivo, que dependen
de la región y del material genético empleado en la siembra. El sistema más
utilizado es el que permite la formación de la planta en “V”, que facilita la
disponibilidad de la luz y favorece la aireación del cultivo, lo cual permite
reducir el ambiente favorable para el desarrollo de las enfermedades;
igualmente facilita algunas las labores de cosecha, podas y controles
fitosanitarios. El tutorado se debe instalar inmediatamente después del
trasplante para mantener la arquitectura deseada.
MANEJO DE MALEZAS
Las malezas compiten con las plantas de uchuva por agua, luz y nutrientes,
esta competencia se hace más evidente en la etapas iniciales del cultivo,
tanto en vivero como en el campo. Las consecuencias se manifiestan con
retardo en el crecimiento, plantas cloróticas y con bajas producciones.
Además, su presencia, dificulta las labores de fertilización, cosecha, controles
fitosanitarios y podas. Las malezas también pueden ser hospederas de plagas
y enfermedades.
Es importante mantener el cultivo libre de malezas, especialmente alrededor
de la planta. Cerca al tallo se debe hacer un plateo con machete o
guadañadora, en forma superficial para no dañar el sistema radicular. Se
recomienda mantener una cobertura vegetal en las calles para proteger el
suelo y favorecer el desarrollo de la fauna benéfica.
Fuente: MANEJO DEL CULTIVO DE LA
UCHUVA EN COLOMBIA
José Luis Zapata P.*
Alegría Saldarriaga C.
Mauricio Londoño B.
Cipriano Díaz D.
ZAPATA, J.L., SALDARRIAGA, A.,LONDOÑO, M.,DIAZ, C. 2002. MANEJO DEL
CULTIVO DE LA UCHUVA EN COLOMBIA. Corporación Colombiana de
Investigación Agropecuaria, Corpoica, Regional 4, Centro de Investigación «La Selva»,
Apartado Aéreo 100, Rionegro, Antioquia, Colombia. Boletín Técnico. 42 páginas.
Palabras Clave: Uchuva, Physalis peruviana L, enfermedades, control, manejo,
virus, nematodos, hongos, reconocimiento, Colombia.

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS