Substratos: En el lenguaje hidropónico

Substratos:
En el lenguaje hidropónico, los substratos son materiales sobre los que se
desarrollan las raíces de las plantas; éstos pueden ser sólidos o líquidos.
Substratos sólidos:
Características que deben tener:
. Que las partículas que lo componen tengan un tamaño no inferior a 0.2 (la punta
de un lápiz) y no superior a 7 milímetros (la mitad de una uña del dedo meñique).
. Que retengan una buena cantidad de humedad debajo de la superficie, pero que
además faciliten la salida de los excesos de agua que pudieran caer con el riego o
con la lluvia.
. Además de tener capacidad de retención interna, los buenos substratos deben
secarse con rapidez en su área superficial (1 cm. de profundidad), pues esto
disminuye las condiciones que favorecen el desarrollo de enfermedades.
. Que no se descompongan o que si lo hacen, lo hagan lentamente como ocurre
con la granza de arroz.
. Preferiblemente que tengan colores oscuros.
. Son mejores si no contienen elementos nutritivos.
. Que no contengan micro organismos perjudiciales a la salud de los seres humanos
o de las plantas.
. Que no esté contaminado por desechos industriales o humanos.
. Que sean abundantes y fáciles de conseguir, transportar y manejar en las áreas
donde se establecerá el cultivo.
. Que tengan bajo costo y se puedan manejar con facilidad y sin peligro para
quienes los manipulan.
Los materiales que han sido probados y que cumplen la mayoría de estos requisitos
son los siguientes:
De naturaleza orgánica:
1. Cascarilla de arroz.
Antes de sembrar o transplantar sobre ella, es necesario lavarla o dejarla
fermentando bien humedecida durante 8-20 días según el clima de la región
(menos días para los climas más calientes). Con esto se eliminan semillas de
arroz y de malezas que podrían germinar cuando ya se haya establecido el
cultivo. Además, con el lavado se eliminan almidón procedente de los granos de
arroz, que al fermentarse puede afectar la asimilación de los nutrientes o quemar
las raíces del cultivo.
2. Aserrín de maderas que no sean rojas ni de pino.
El aserrín debe ser apenas una pequeña parte (entre el 15 y el 20%) del total de
substrato que se coloca en una cama de cultivo. Cantidades mayores pueden
perjudicar el crecimiento y la producción de algunas plantas. Conviene lavarlos
con agua caliente antes de mezclarlos.
De naturaleza inorgánica
. Lava volcánica (roja o negra).
. Piedra pómez.
. Arena de río o de quebrada de agua limpia.
- Escoria de carbón mineral en otras zonas.
Estos substratos podrían utilizarse solos y para algunas hortalizas, desde los
puntos de vista químico y biológico resulta conveniente no mezclarlos, pero debe evaluarse la posibilidad de riegos que se tienen, pues necesitan mayor frecuencia
debido a su escasa capacidad de retención de humedad. Sino se puede contar con sistemas de riego eficientes y económicos, la alternativa más viable es
mezclarlos con alguno de los componentes orgánicos, de los cuales el mejor es
la cascarilla de arroz.
Los substratos inorgánicos deben ser lavados hasta que suelten agua clara antes
de utilizarlos, porque pueden contener limos, arcillas u otras sustancias que pueden afectar la asimilación de los elementos nutritivos que se aplican con la solución.
Fuente: César H. Marulanda Tabares
Experto en Hidroponía Familiar
Consultor PNUD PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS