Pimentón: Consejos para cultivarlo en casa

Pimentón: Consejos para cultivarlo en casa

La siembra del pimentón (pimiento) nunca es directa en la tierra tanto en un huerto
domestico como en el campo, por lo general la semilla es colocada en bandejas que
con anterioridad se rellenaron con un sustrato o turba preparada para crear las
condiciones óptimas a la semilla para su germinación.
Para comenzar, la semilla es colocada en cada agujero a una misma profundidad,
inmediatamente después, la bandeja es envuelta en un plástico por 3 días, el cual
generara una cámara de calor y humedad que acelerara la germinación de las
semillitas.
Pasados los 3 días y destapadas las bandejas, son colocadas en un mesón o un
lugar donde permanecerán por un espacio de 30 días con riego diario controlado, al
finalizar todo este espacio de tiempo la plántula estará lista para su trasplante.
Este método es usado tanto en campo abierto como en invernaderos domésticos.
Cuando la plántula ya está establecida en su hoyo, se le realizan una serie de
amarres para su desarrollo vertical, la cual facilita la cosecha por escalones, en
condiciones de campo se realiza el método llamado empalado que consiste en
colocar una estaca de madera en la línea de siembra del cultivo, en una maceta o en
un balde en nuestro balcón podemos utilizar algunos listones de madera
amarrados con hilo de nylon.
La mayoría de las especies son amarradas o empaladas, esto con la finalidad de que
el viento no las tumbe, además de facilitar su crecimiento vertical, aunque existen
variedades de porte bajo que no necesitan estos métodos pero presentan la
desventaja de proveer una sola cosecha, cuando compre las semillas, consulte con
los encargados de la tienda el tipo de pimiento que esta llevando y comente con el
mejor modo de sembrarlo.
La floración comienza a la 3era semana de haber sembrado la plántula en el hoyo;
esto será indicativo de que la formación del fruto está en proceso; 4 semanas
después de la floración obtendremos la 1era cosecha. La poda es realizada también
a la 3era semana luego del trasplante, ésta, mejora las condiciones del cultivo, con
la poda se obtienen plantas equilibradas y vigorosas, con frutos espectaculares y
jugosos. Lo que indica que el fruto está listo para su cosecha es cuando aparece en
la punta un rayado oscuro el cual nos dice que ese fruto ya llegó a su madurez
fisiológica y no va a crecer más, los cosechamos y los almacenamos en un lugar
fresco y a la sombra para esperar que lleguen a su punto de color, aunque podemos
consumirlos dentro de nuestras recetas, verdes, pintones, rojos o amarillos. La
planta de pimentón es capaz de autofecundarse, lo que hace fácil su cultivo casero.
Fuente: mailxmail.com/curso-pimiento-cocina/consejos-cultivarlo-casa]

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS