Cultivo del Borojo - Prácticas culturales y de producción

Resultado de imagen para cultivo del borojo   Resultado de imagen para cultivo del borojo
Cultivo del Borojo
Prácticas culturales y de producción
Se deben hacer hoyos de 40 x 40 x 40 cm adicionando 3 a 4 kg de materia orgánica a la siembra. La densidad de siembra recomendada es de 4 m en cuadrado, con 625 plantas/ha. (2)
El B. patinoi Cuatr. inicia su producción a los tres años, la cual, en el caso de plantas producidas por vía asexual puede acelerarse. El rendimiento estimado para una plantación de 625 árboles/ha puede ser de 15 a 20 t/ha. La producción puede variar de año en año, porque la especie presenta alternancia de años “buenos” con años “malos”. (1)
Sobre el manejo nutricional de la planta es importante recordar que los elementos más exigidos por ella son fósforo y potasio y, por tanto, los programas de fertilización tendrán presente el uso de estos abonos ricos en esos elementos. En Colombia se recomienda aplicar de 300 a 600 g de 10-20-20 ó 15-15-15. (3)
Se debe realizar una poda de descope a una altura de 3 m, procurando un corte en punta de diamante para evitar la emisión de brotes en esta zona, debido a la dominancia apical. No se eliminan ramas primarias, dado que estas no regeneran y son requeridas para producir ramas secundarias y terciarias con miras a concentrar la producción. La época para podar es la siguiente a la cosecha principal según la zona productora. (3)
Se recomienda el plateo a una distancia de 2 m del tallo.
En Lloró-Chocó, Colombia, se distinguen dos épocas de producción: la principal (60 a 80% de la producción) entre noviembre y marzo, cuando las lluvias tienden a disminuir; y la baja entre abril
y octubre, cuando aumenta la precipitación. (1)
Los árboles machos deben estar en una proporción de 10% distribuidos uniformemente en la plantación, para lograr una buena polinización. (2)
Es necesario integrar el cultivo con el sistema selvático o en su defecto asociarlo con otras especies adaptadas a tales condiciones como caimo, caimito, zapote, papayo, chontaduro, plátano, yuca y maíz.
El Borojó puede iniciar producción desde los 18 meses después del transplante en campo, la cual se normaliza a partir del quinto año, teniendo un promedio de producción de 20 frutos/árbol/año. En condiciones adecuadas de manejo del cultivo la vida productiva puede alcanzar los 50 años. (2)
plagas
No se han observado problemas fitosanitarios de importancia económica. Es atacado por la hormiga arriera (Atta cephalotes), que afecta hojas y frutos; igualmente se ha informado de la presencia de un microlepidóptero que causa un daño similar al de Leucoptera sp. en otros frutales.
Enfermedades
En condiciones de anegamiento puede verse afectado por gomosis (Phitophthorasp.) que se presenta en la base del tallo. (3)
Las hojas son atacadas por antracnosis causada por Colletotrichum sp. que se presenta en forma de manchas necróticas. (3)
En el fruto cosechado aparece Penicillium sp. aunque su incidencia en la calidad del fruto es muy baja. (3)
Son comunes las enfermedades no parásitas, como las deficiencias fisiológicas causadas por falta de elementos como hierro y boro; en suelos calcáreos se amarillean las hojas. (3)

Fuente: Frutales tropicales potenciales
para el piedemonte llanero
Javier Orlando Orduz R.1
Jorge Alberto Rangel M.2
CORPOICA 

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS