EL CULTIVO ORGÁNICO DE LA PAPA Abonado de fondo

  Resultado de imagen para EL CULTIVO ORGÁNICO DE LA PAPA Abonado de fondo  Resultado de imagen para EL CULTIVO ORGÁNICO DE LA PAPA Abonado de fondo

EL CULTIVO ORGÁNICO DE LA PAPA
Abonado de fondo
Al momento de la siembra se aplicará al fondo del surco el abono orgánico disponible en la finca, complementado con los fertilizantes minerales que se indican a continuación:
• Estiércol descompuesto: 1.5 kg ( 3.3 libras) + 35 gramos de muriato de potasio o de sulpomag + 53 gramos de roca fosfórica por cada metro lineal de surco.
• Compost: 1 kg (2.2. libras) + 35 gramos de muriato de potasio o de sulpomag + 53 gramos de roca fosfórica por cada metro lineal de surco
5.2.5. Siembra y Tape
La siembra de la papa, se hará a partir del tercer día de luna creciente, hasta el tercer día de luna llena a fin de posibilitar un mejor desarrollo de los brotes de la semilla
La siembra, se realiza colocando al fondo del surco la semilla, brotada, desinfectada y desinfestada, conservando las distancias anteriormente indicadas, de acuerdo a la variedad, pendiente del terreno y destino de la producción (consumo o semilla)
El tape de la semilla se hará con el tractor, la yunta o simplemente utilizando el azadón, procurando que la capa de tierra que la cubra, no sea mayor de 15 centímetros.
Después de la siembra y si hay la humedad y temperatura adecuadas, la emergencia de las plantas de papa, se produce entre los 20 a 30 días.
5.3. Manejo del cultivo
5.3.1. Deshierbas
Las hierbas indeseadas o malezas son los enemigos número uno de los cultivos, ya que dentro del lote compiten por luz, agua y nutrientes, además son hospederos de plagas que afectan al cultivo.
La deshierba del cultivo, se debe hacer a partir del tercer día de luna menguante hasta el tercer día de luna nueva (noche oscura), es decir cuando las hierbas indeseadas han agotado sus reservas que se encontraban concentradas en las raíces, al cortarlas, tardarán en recuperarse en este período. En climas fríos y templados, es recomendable hacer dos deshierbas seguidas, la primera en luna creciente y la segunda en luna menguante, con el propósito de acelerar su agotamiento.
5.3.2. Rascadillo
Esta labor consiste en remover superficialmente el suelo, para evitar que se encostre, facilitar que entre aire a las raíces y eliminar las hierbas indeseadas que aparecen junto al cultivo.
El rascadillo en las partes altas de la sierra, se lleva a cabo entre los 40 a 50 días después de la siembra, utilizando herramientas manuales de labranza.
Medio Aporque
Se realiza entre los 60 días después de la siembra, apilando la tierra alrededor de las plantas. Esta labor tiene tres propósitos:
• Proporcionar sostén a la planta
• Aflojar el suelo para facilitar la circulación del aire y el agua por las raíces.
• Evitar la emergencia de hierbas indeseadas o malezas
Esta labor se realiza manualmente, con la ayuda del azadón o la pala.
5.3.4. Aporque
Esta es una labor que se realiza entre los 100 a 120 días en las partes altas y consiste en llevar tierra de la base del surco hasta el cuello de la planta. El aporque garantiza las siguientes ventajas:
• Aísla a los tubérculos de los insectos plaga
• Aísla a los tubérculos de la exposición a la luz, evitándose el “verdeamiento” de estos.
• Mejora el drenaje de los excesos de agua de los surcos.
• Evita la emergencia de las hierbas indeseadas o malezas
• Da mayor sostén a la planta.
• Incorpora una capa de suelo alrededor de la planta y facilita una mejor formación de tubérculos.
Esta labor se realiza manualmente con el azadón o la pala. O con la ayuda de una yunta..
5.3.5. Fertilización complementaria
Para ayudar a un mejor desarrollo del cultivo y posibilitar una buena cosecha, se puede aplicar al follaje y en rotación cada 15 días los siguientes abonos foliares. artesanales.
Las aplicaciones de biofertilizantes (biol, purin,abono de frutas, vinagre de madera, extracto de algas) y harinas de rocas (roca fosfórica, sulpomag, cal agrícola, etc), se deben hacer entre el tercer día de luna creciente y el tercer día de luna llena, pues en este espacio de tiempo los tubérculos son estimulados por la luz de las fases lunares.
5.3.6. Riegos
Es necesario facilitar riego al cultivo, proveyendo el agua a la planta en forma racional y no regar ni en forma excesiva o insuficiente.
Es necesario hacer un riego presiembra profundo un par de días antes de la siembra para uniformar la humedad en el suelo y facilitar la siembra.
Se debe aplicar el primer riego después de haber brotado el mayor número de plantas, lo cual en un cultivo bien conducido, se produce entre los 20 a 30 días después de la siembra.
Los riegos siguientes se hacen cada 12 a 15 días hasta la floración, cada vez que la planta lo necesite, esto es cuando la planta lo necesite y cuando la planta deje de crecer y desarrollarse normalmente.
Luego de la floración, los riegos deben aplicarse cada 8 a 10 días por requerir el cultivo mas agua para producir una mayor cosecha, ya que el agua es destinada por la planta en su mayor parte a los tubérculos.
Un cultivo de papa localizado sobre los 3000 metros sobre el nivel del mar, necesita entre 600 a 700 milímetros de agua distribuida de manera uniforme durante su ciclo vegetativo. Esto significa que el gasto de agua para una hectárea de papa sería de entre
6 000 a 7 000 metros cúbicos La etapa crítica durante la cual no debe faltar el agua, es cuando en la planta se están formando los tubérculos.
Cuando la disponibilidad de agua es deficiente, la transpiración es mayor a la absorción.
A este punto la planta cierra sus estomas como mecanismo de ahorro de agua, pero esto trae consecuencias negativas como:
• Menos actividad fotosintética
• Incremento de la temperatura interna de la planta
• Reducción del ingreso de anhídrido carbónico (CO2)
• Maduración precoz del cultivo
• Reducción en el rendimiento
El riego artificial puede darse de dos formas: por aspersión o por gravedad. Cuando el riego se hace por aspersión hay que tener la precaución de hacerlo bien horas de la mañana o en la tarde cuando no haya radiación solar para evitar la presencia de enfermedades provocadas por hongos. Cuando el riego es por gravedad, será necesario espaciarlo convenientemente para no causar asfixia a las plantas por acumulación de agua en el suelo.

Fuente: UNOCAN
Editor: Manuel B. Suquilanda Valdivieso
FAO 

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS