Cultivo del Maracuyá amarillo - SISTEMAS DE EMPARRADO

 

Cultivo del Maracuyá amarillo
SISTEMAS DE EMPARRADO
Como el maracuyá es una planta trepadora, se necesita construir estructuras de tutorado que permitan que se desarrolle y que dé una buena distribución a las guías. Para el maracuyá amarillo se recomienda utilizar tutorado de espaldera en “T” o mantel en para facilitar la aplicación de pesticidas y podas.
Espaldera en “T” o mantel. El sistema de tutorado consiste en tres líneas de alambre de acero; la principal o central de calibre # 10 y las dos secundarias de alambre # 12. Consiste en una hilera de postes verticales de madera o guadua de 2.5 m de largo que en la parte superior van unidos por una línea de alambre de púa horizontal, a través de la cual pasan 2 hilos de alambre galvanizado Nº 12 separados 65 centímetros. Este sistema permite una mejor distribución del follaje, mejorando la eficiencia fotosintética al exponer una mayor superficie de hojas a los rayos solares. Para un funcionamiento eficiente de las estructuras de conducción se deben de tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:
• El anclaje de los postes debe de ser de 0.50 m.
• La parte que irá bajo tierra se impermeabiliza con aceite quemado de motor.
• En los extremos de las espalderas se colocan tensores.
• Los distanciamientos entre postes, como norma, deben ser el doble o triple de las distancias entre plantas.
• El largo de las espalderas debe ser el equivalente al de 10 plantas consecutivas, así si el distanciamiento entre plantas es de 3.0 m, la distancia entre postes será de 6.0 m y el largo de las espalderas de 30.0 m.
AHOYADO PARA TUTORADO. Una vez definidos los distanciamientos se procede se trazan surcos de 30 metros con postes principales con un anclaje de 0.30 x 0.30 x 0.50 m, espaciados a 9 metros, y colocados en el centro de los surcos, empezando por la cabecera de surco y terminando con otro al final. Para dar mayor estabilidad y resistencia a la estructura se colocan templetes de alambre número 10 amarrados a cabezas de guadua enterradas 50 centímetros, inclinadas de manera contraria a los templetes para obtener mayor resistencia. La línea de alambre de púa que pasa de manera perpendicular a la línea principal por cada uno de los estacones de guadua sirve de soporte a las dos líneas secundarias de alambre número 12 y junto con templetes sirven para dar mayor resistencia y estabilidad al sistema de emparrado, el alambre se asegura además a los estacones con grapas.
Conducción de la planta. Consiste en amarrar el tallo de la planta con el extremo de una fibra de polipropileno y el otro extremo se amarra al alambre de la espaldera, de esta forma la planta irá creciendo hacia arriba y periódicamente se revisa que no se caigan, la fibra puede ser sustituida por una lata de guadua que sirve de tutor.
Fuente: GUIA TÉCNICA PARA EL CULTIVO DE “MARACUYÁ AMARILLO”
Helbert Salinas Abadía

INSTITUTO DE EDUCACIÓN TÉCNICA PROFESIONAL DE ROLDANILLO VALLE

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS