MANEJO DEL CULTIVO DE LA UCHUVA EN COLOMBIA


   

MANEJO DEL CULTIVO DE LA
UCHUVA EN COLOMBIA

DISTURBIOS EN AUSENCIA DE PATOGENOS
INFECCIOSOS
Daños por granizo
El granizo puede ocasionar defoliaciones severas en el cultivo de la uhuva.
Cuando la lluvia es fuerte y acompañada de granizo, las hojas se desflecan, a
veces se arrancan y casi siempre son perforadas. Si el impacto es sobre el
tallo, el daño se localiza en el punto del impacto y el tejido toma un color
claro como el papel. El capacho también puede ser afectado recibiendo los
mismos daños que las hojas y tallos.

Daños por heladas
El cultivo de la uchuva, tiene gran riesgo de sufrir los efectos de las heladas
que se presentan en las zonas altas en épocas de verano. No se conocen
materiales o líneas de uchuva con resistencia a estos fenómenos, pero debido
a que su origen de esta especie son las zonas altas de los Andes, posiblemente
debe poseer genes de resistencia no detectados hasta el momento. Los
síntomas de las heladas se manifiestan en las hojas como manchas grades
necróticas, de color oscuro a marrón, ocasionadas por el descongelamiento.
Cuando la helada es muy fuerte, puede defoliar completamente el cultivo.
Daños por herbicidas
Los síntomas por toxicidad con herbicidas, muestran
un cuadro sintomático muy similar a los ocasionados
por virus. Las hojas se deforman por crecimiento
irregular de las márgenes, arrugándose, encrespándose
y produciendo ampollas. En la mayoría de los casos
las plantas se recuperan.

PLAGAS ASOCIADAS AL CULTIVO DE LA UCHUVA
Pulguilla
Organismo causal: Epitrix sp. El insecto es un cucarroncito pequeño de la
familia Chrysomelidae, de apenas dos milímetros de longitud, de color negro
brillante, que al mas leve contacto escapa mediante saltos. La plaga tiene
amplio rango de hospederos y se dispersa fácilmente de un cultivo a otro.
Síntomas: Los síntomas se presentan en el campo inmediatamente después
del trasplante y se expresan como pequeños orificios o perforaciones que
dejan los insectos adultos a medida que se alimentan. En esta etapa del
cultivo, los ataques de la pulguilla son importantes porque retrazan el desarrollo
normal de la planta. La pulguilla puede afectar las plantas en cualquier
estado de desarrollo, sin embargo en las plantas adultas el daño se aprecia
menos. La pulguilla se encuentra en todas las zonas donde se cultiva la
uchuva.

Manejo: Para el manejo integrado de la pulguilla se deben seguir las
siguientes pautas: tener libre de malezas el lote para la siembra y dejar una
franja de 2 m de ancha a su alrededor; se debe trasplantar el material vegetal
lo mas endurecido posible, para garantizar el escape de las plantas al ataque
del insecto. Cuando el ataque es muy fuerte y requiera la aplicación de
insecticida químico, se debe hacer 15 días antes de la cosecha. Los más
insecticidas más recomendados se basan en el ingrediente activo: dimetoato.
Perforador del fruto
Organismo causal: Heliothis subflexa. La plaga es una polilla de color
pajizo, por lo que puede pasar inadvertida en la hojarasca. Se encuentra en
todas las zonas donde se cultiva la Uchuva. Tiene un amplio rango de
hospederos entre los que destacan los pastos.

Síntomas: La mariposa adulta pone sus huevos en los tallos, en las hojas
cerca de los frutos recién cuajados, o en malezas aledañas. Los daños los
produce la larva desde sus primeros ínstares. Una vez la larva eclosiona,
perfora el capacho en estado verde y se alimenta del fruto también en estado
verde. La larva pasa a otros frutos para continuar su alimentación. La
presencia de la plaga se nota únicamente cuando hace el orificio de salida
para alimentarse en otro fruto o para empupar, o por la presencia de
excrementos en el ápice del capacho.
Manejo: El manejo integrado de la plaga se basa en las siguientes
recomendaciones: Destruir los cultivos o socas de uchuva abandonados,
cercanos al lote nuevo; mantener el cultivo libre de malezas hospederas;
cosechar y destruir los frutos afectados por la plaga.
Cuando se encuentren posturas de la plaga en las plantas de uchuva o en
otros hospederos, se deben hacer aplicaciones periódicas de un insecticida
biológico que contenga Bacillus thuringiensis. Si se presenten ataques muy
fuertes de la plaga, se recomienda aplicar insecticidas químicos, en cualquier
momento no inferior a 15 días antes de realizarse la cosecha.
Fuente: MANEJO DEL CULTIVO DE LA
UCHUVA EN COLOMBIA
José Luis Zapata P.*
Alegría Saldarriaga C.
Mauricio Londoño B.
Cipriano Díaz D.
Boletín Técnico
C.I. La Selva
Rionegro, Antioquia - Colombia

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS