Barra de vídeo

Loading...

CULTIVO DE LA UCHUVA


MANEJO AGRONOMICO DEL CULTIVO DE LA UCHUVA
UBICACION DEL CULTIVO
Según Fischer (2000), la uchuva se adapta fácilmente a una amplia gama de
condiciones agroecológicas. En Colombia, crece entre los 1.500 y los 3.000
msnm, pero los mejores cultivos se ubican a una altura entre los 1.800 y los
2.800 msnm, con una temperatura promedio que oscila entre los 13 y 18°C y
una pluviosidad entre 1.000 y 2.000 mm anuales bien distribuidos, además,
requiere de una humedad relativa promedio de 70 a 80%. Requiere de suelos
bien drenados con un pH entre 5.5 y 7.0 y ricos en materia orgánica.
CICLO DEL CULTIVO
Desde de la siembra en el campo hasta la primera cosecha transcurren en
promedio 90 días, dependiendo de la altitud, en zonas más altas este período
es más largo. Una vez empieza la cosecha, ésta es contínua, permitiendo
realizar recolecciones semanales y en ocasiones dos por semana, dependiendo
de los grados de madurez y los requerimientos del mercado. Con un adecuado
manejo agronómico, el cultivo puede alcanzar una vida productiva de hasta
dos años, especialmente en lo relacionado con fertilización, podas, controles
fitosanitarios y suministro de agua.
PROPAGACIÓN
La uchuva se propaga sexualmente por medio de semillas procedentes de
frutos de buen tamaño y completamente maduros, cosechados de plantas sanas,
vigorosas y en plena producción. Las semillas se extraen y se colocan en un
recipiente plástico, en el cual se someten a un proceso de fermentación por
espacio de 24 a 72 horas, para lograr una germinación eficiente. Posteriormente
se lavan con agua límpia y abundante y se secan a la sombra sobre un papel
absorbente una vez estén secas, se almacenan por 8 días, para luego sembrarlas
en el semillero con suelo desinfestado. Después de 25 ó 30 días de la siembra,
las plántulas se trasladan a bolsas por un mes, de donde se trasladan al campo.
DESINFESTACIÓN DEL SUELO
El sustrato empleado para los semilleros y las bolsas, consiste en una mezcla
homogénea de dos partes de tierra, una de arena y una de materia orgánica
bien descompuesta o compostada. Esta mezcla debe ser desinfestada para
evitar problemas fitosanitarios en el material de propagación y disminuir el
riesgo de transportar plagas, nematodos y enfermedades de un lugar a otro.
La desinfestación del sustrato se debe realizar a través de la solarización, que
es un proceso hidrotérmico que permite a partir de la utilización de la energía
solar, la muerte de organismos patógenos que pudieran contener los
componentes del sustrato, hasta obtener una mezcla casi estéril. La técnica
consiste en sellar herméticamente el sustrato húmedo, dispuesto en camas
con unaltura de 20 cm, con polietileno transparente calibre 6, para capturar
la energía solar e incrementar la temperatura en los primeros centímetros del
suelo.
Los períodos de solarización van de 30 a 45 días, dependiendo de las
condiciones climáticas que se presenten, a mayor radiación solar menor tiempo
de solarización.
Fuente: J.L., SALDARRIAGA, A.,LONDOÑO, M.,DIAZ, C. 2002. MANEJO DEL
CULTIVO DE LA UCHUVA EN COLOMBIA. Corporación Colombiana de
Investigación Agropecuaria, Corpoica, Regional 4, Centro de Investigación «La Selva»,
Apartado Aéreo 100, Rionegro, Antioquia, Colombia. Boletín Técnico. 42 páginas.
Palabras Clave: Uchuva, Physalis peruviana L, enfermedades, control, manejo,
virus, nematodos, hongos, reconocimiento, Colombia.