Barra de vídeo

Loading...

Fruticultura: Citricos 2. Mandarino Cleopatra


Fruticultura: Citricos
2. Mandarino Cleopatra. Fue el pie tolerante más empleado, actualmente sólo se
utiliza en zonas con elevados contenidos de cal o problemas de salinidad. El
vigor que induce sobre la variedad es menor que otros pies y aunque da fruta de
mucha calidad, el calibre y la piel es más fina, factores a tener muy en cuenta en
algunas variedades. Tolerante a todas las virosis conocidas. Bastante sensible
a Phytophthora spp. y a la asfixia radicular, se debe evitar plantar en suelos
arcillosos o que se encharquen. Recomendable plantarlo siempre en alto y evitar
que los emisores de riego mojen el tronco. Aunque de buenas cualidades, las
plantaciones con este patrón muestran un comportamiento irregular e
imprevisible, en algunos casos de desarrollo deficiente en los primeros años. En
el limonero presenta algunos problemas derivados de un miriñaque pronunciado.
3. Swingle citrumelo CPB 4475. Tiene la gran limitación de ser muy sensible a la
cal activa, provocándole una fuerte clorosis férrica, no debiéndose plantar en
tierras con porcentajes de caliza activa superiores al 5%. Por lo demás, es un
magnífico patrón, con buen vigor y productividad, rápida entrada en producción,
excelente calidad de frutos, pero retrasa la maduración. Es tolerante a todas las
virosis conocidas y resistente a Phytophthora spp. y nematodos. Es más
tolerante a la salinidad que los Citranges y muy resistente a la asfixia radicular.
4. Citrus volkameriana. Es un híbrido natural del limonero. En los últimos años
ha tenido gran expansión debido a su gran vigor, con una rápida y buena
productividad. Es muy utilizado en nuevas plantaciones, donde para aprovechar
el espacio que queda vacío durante los primeros años, se plantan árboles con este
patrón entre los definitivos. Principales inconvenientes: baja calidad de frutos,
aunque adelanta la maduración, moderada sensibilidad a Phytophthora spp. y
sensibilidad media a las heladas, menos que el C. macrophylla. Resistente a la
caliza y medianamente a la salinidad. Tolerante a la tristeza, exocortis y
psoriasis, pero es sensible a xyloporosis y “Woody Gall”. Tiene un buen
comportamiento como patrón de limoneros, con los que no forma miriñaques.
5. Citrus macrophylla. Igual que el naranjo amargo, patrón exclusivamente
autorizado para limoneros, más vigoroso y productivo que este, pero sobretodo
se prefiere por su mayor resistencia a la salinidad. Sensible a la Tristeza y la
Xyloporosis, también a las heladas y a la asfixia radicular. Resistente a la
Phytophthora y a la tierra caliza. Confiere a la variedad injertada un gran vigor,
precocidad en la producción y productividad. Adelanta la maduración pero
disminuye la calidad de la fruta. Es propenso a dar producciones de frutos de
gran tamaño si la cosecha no es abundante. El rápido desarrollo del limonero
sobre C. macrophylla produce una mala lignificación de la madera del árbol;
esto ocasiona rotura de ramas por fuertes vientos o sobrecarga de grandes
cosechas. Debe evitarse su plantación en zonas donde se prevean temperaturas
por debajo de -3ºC, dependiendo de la intensidad de los daños,
fundamentalmente, de la duración de las temperaturas por debajo de 0ºC, así
como del grado de humedad.
Fuente: DIRECCION DE PRODUCTIVIDAD Y COMPETITIVIDAD
Gobierno departamental de Santa Cruz