Barra de vídeo

Loading...

BASES PARA EL MANEJO AGROECOLÓGICO DE PLAGAS EN SISTEMAS AGRARIOS URBANOS


BASES PARA EL MANEJO AGROECOLÓGICO DE
PLAGAS EN SISTEMAS AGRARIOS URBANOS
Manejo de plantas trampa: En la naturaleza existen plantas
que pueden utilizarse para atrapar plagas. Sus efectos son
de dos tipos:
a) las que permiten la reproducción de la plaga y
b) las que no permiten el desarrollo ni la reproducción.
El primer caso requiere que el cultivo se siembre, se infeste
y luego se destruya antes de que la plaga se reproduzca. Necesita
de un cuidadoso conocimiento del ciclo de vida de la plaga
y el respeto del tiempo para extraer el cultivo.
Buenos resultados se han obtenido con la lechuga de trasplante
en organopónicos infestados por nematodos formadores
de agallas (Meloidogyne spp.) y que tengan buen nivel de materia
orgánica, donde las plantas se levantan entre 26-30 días con
todas sus raíces y se evita la multiplicación de estos (Cuadras
et al, 2000).
En el segundo caso hay menos riesgo, pues las plantas permiten
la invasión, pero no el desarrollo de la plaga.
Ejemplo de esto es la Crotalaria sembrada en suelos infestados
por nematodos del género Meloidogyne, que los captura en
sus raíces, estos no completan su ciclo biológico y se detiene su
desarrollo, por lo que se reduce la infestación.
El material foliar puede incorporarse al suelo y servir
adicionalmente como abono verde. Siembras sucesivas en
épocas favorables pueden llevar los niveles de infestación por
nematodos a índices bajos e incluso no detectables.
Manejo de los restos de cosecha: Desde el punto de vista
de la prevención de plagas los restos de cosecha pueden ser
cualquier órgano de la planta que hospede plagas, incluidas
las raíces, por lo que el manejo de los restos de cosecha
puede significar su incorporación al suelo o su extracción del
campo cosechado La extracción de los restos de cosecha es una
práctica muyrecomendada si el cultivo que se ha cosechado fue
atacado por plagas que se mantienen hasta la etapa de cosecha y
éstas pueden atacar a los siguientes cultivos en el sistema de rotación
y si hubo niveles de malezas hospedantes de dichas plagas
en los campos y sus alrededores.
Esta fuente de infestación primaria puede contribuir significativamente
a una mayor nocividad de las plagas, toda vez
que al emerger el nuevo cultivo que se siembra, las poblaciones
se incrementarán con mayor rapidez, por estar presentes en
el campo a la par que el cultivo.
Por ello se recomienda que en el cultivo anterior del esquema
de rotación se evalúe la infestación por la plaga al concluir
la cosecha, tanto en el cultivo como en las malezas y que
cuando se realiza la eliminación de los restos de cosecha, se
evalúe la calidad de la labor en dos momentos, inmediatamente
de concluida y antes de la preparación del suelo para
la siembra siguiente.
Mucho cuidado debe tenerse con los restos de cosecha cuando
se realiza el laboreo mínimo y estos pueden hospedar plagas
que afecten el cultivo que se va a plantar o sembrar. También
porque al descomponerse puede producir sustancias alelopáticas
de inhibición que afecten el desarrollo del cultivo siguiente.
Fuente: BASES PARA EL MANEJO AGROECOLÓGICO DE
PLAGAS EN SISTEMAS AGRARIOS URBANOS
Luís L. Vázquez Moreno
Ingeniero Agrónomo. Doctor en Ciencias.
Investigador Titular.
Entomología, Control Biológico, Manejo de Plagas.
Grupo Artrópodos Plagas. INISAV.
Emilio Fernández Gonzálvez
Licenciado en Biología. Doctor en Ciencias Agrícolas.
Investigador Titular.
Nematología, Control Biológico, Manejo de Plagas.
Grupo Fitopatología. INISAV.