Barra de vídeo

Loading...

Cultivos Hidropónicos - Cubiertas Dimensiones:


Cultivos Hidropónicos - Cubiertas
Dimensiones:
Las cubiertas plásticas pueden construirse en diferentes dimensiones, pero
en Hidroponía Simplificada se recomienda iniciar con estructuras de 110
metros cuadrados (12 mts. de largo por 9.25 de ancho).
En Centroamérica los tamaños de las cubiertas plásticas están determinadas
por la disponibilidad de los plásticos que sólo se consiguen en dos o tres
dimensiones.
Con los materiales disponibles en El Eje Cafetero y Departamentos vecinos,
se recomienda construir cubiertas con un ancho máximo de 9,25 cms. y una
longitud de 12 metros, lo cual permite obtener un área de cultivo de 110 m2. Dimensiones inferiores o superiores a éstas dependen de los conocimientos de
quienes desean incursionar en esta modalidad de cultivos que como puede verse
en el anexo correspondiente a costos e ingresos, puede ser muy rentable, pero
que con mal manejo (desde la planificación misma) pueden constituir una pérdida importante en dependencia con el área y el grado de tecnificación seleccionados.
Cuidados en construcción y manejo de la estructura
Instalación del sistema de riego:
En cultivos bajo cubierta plástica es fundamental programar, diseñar e instalar
la fuente de suministro de agua, independientemente del sistema que se vaya a
utilizar. Este componente no debe dejarse para cuando ya el cultivo esté instalado,
pues es un elemento determinante del éxito de los cultivos hidropónicos y por
buenos y favorables que sean los demás componentes del sistema, la falta de un
suministro oportuno de la cantidad de agua requerida, conducirá a pérdidas
parciales o totales del cultivo.
Deben programarse depósitos de agua que almacenen por lo menos 3 veces la
cantidad que se necesita para un día, con el propósito de prevenir repentinos
cortes en el suministro de este vital elemento del cultivo.
El sistema más simple y económico es el de riego individual por cada planta
sembrada, para éste hay que hacer la instalación de un tubo conductor de agua
hasta el interior de la cubierta e instalar una o dos llaves de suministro desde
las que se llenarán los baldes o cubetas con las que se aplicará la
cantidad de agua de soluciones nutrientes a cada planta. El agua debe aplicarse
a la planta en forma de lluvia fina y no en forma de un chorro grueso ya que el
golpe, bien sea aplicando con manguera o con un recipiente de chorro grueso,
producirá el destape de las raíces y ésto afectará el desarrollo de
las plantas y por lo tanto limitará su producción.
Fuente: César H. Marulanda Tabares
Experto en Hidroponía Familiar
Consultor PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo