CULTIVOS HIDROPONICOS SISTEMASDECULTIVO En medio sólido:

CULTIVOS HIDROPONICOS
SISTEMASDECULTIVO
En medio sólido:
Este sistema es eficiente para cultivar más de treinta especies de hortalizas
y otras plantas de porte bajo y rápido crecimiento. Ha sido el más aceptado
por la mayoría de las personas que en la actualidad trabajan en cultivos
hidropónicos simplificados pues es menos exigente en cuidados que el de raíz
en agua y permite sembrar mayor variedad de hortalizas.
Es el sistema que se debe recomendar para comenzar un cultivo en zonas
calientes. Si se obtienen buenos resultados, se puede probar con el sistema
en medio líquido.
Raíz flotante:
Es el que se hace en un medio líquido que contiene agua y sales nutritivas en
baja concentración (7 c.c. de solución nutritiva por cada 1,000 c.c. de agua)
de las mismas que las plantas absorben en cultivos en substratos sólidos.
Este sistema es muy conveniente para el cultivo de albahaca, apio, berro,
escarola y varios tipos de lechuga, con excelentes resultados en ahorro de
tiempo y rendimientos por cada metro cuadrado cultivado.
Con cultivo de lechuga se pueden hacer 12 cosechas por año en la misma caja
de cultivo lo cual representa innegables ventajas frente al cultivo de esta
misma hortaliza en el suelo (3 - 4 cosechas por año cuando se dispone de riego;
en caso contrario sólo 1 - 2 ).
En el sistema de raíz flotante las raíces crecen dentro de la solución nutritiva.
Las plantas están sostenidas sobre una lámina de icopor con la ayuda de un
cubito de esponja; el conjunto de lámina y plantas flota sobre la superficie
del líquido.
Las láminas de icopor sobre las que se transplantan los almácigos (plántulas)
deben tener 3/4 de pulgada de grueso y preferiblemente se deben comprar
láminas con buena resistencia (duras), mas de 15 libras de presión.
Como se indicó en un capítulo anterior, este sistema se recomienda para
climas frescos porque en los climas muy calientes, el oxígeno (indispensable
para que las raíces respiren y tomen los nutrientes) se evapora con mayor
rapidez.
Reposición de agua:
Cada 2 -3 días hay que completar el volumen de agua que se puso en el
contenedor el primer día (un centímetro abajo del borde del contenedor),
porque si no se hace esta reposición, habrá una mayor concentración de sales
y además, la cantidad que queda se calentará más rápidamente, ocasionándose
así disminución del desarrollo o la muerte de las raíces.
El método es muy exigente en la reposición del oxígeno, lo cual se hace agitando vigorosamente una mano sobre la superficie de la solución hasta formar
burbujas. Esta labor debe realizarse por lo menos tres veces al día durante
15 segundos, como mínimo cada vez. Si no se oxigena, las raíces se ahogan,
toman un color oscuro dejan de absorber agua y nutrientes y finalmente
mueren antes de que el cultivo haya llegado al punto de cosecha.
Al realizar la aireación es necesario levantar y sostener con cuidado (de lado
y no en forma plana) las láminas de icopor, pues un manejo inapropiado
permite que se quiebren con lo cual se disminuye su vida útil (calculada para
10 cosechas) y por lo tanto se aumenta el costo de producción de cada
planta cosechada.
En los climas calientes la pérdida de oxígeno es más rápida, razón por la
cual es necesario aumentar el número y la frecuencia de las oxigenaciones.
Esta es la causa por la que muchos cultivadores en zonas calientes no obtienen
buenos resultados al utilizar esta forma de cultivo y deciden abandonarlo
o cambiar a la modalidad de siembra en substratos sólidos que es menos
exigente en esta labor (llamada también aireación) porque conserva el oxígeno
por más tiempo dentro de los materiales que lo componen.
El agua debe cambiarse totalmente después de cada cultivo. No hacerlo
conduce a resultados negativos, pues las plantas nuevas tomarán una nutrición incompleta aunque se complemente con algunos elementos, porque no es
posible saber cuáles fueron los que consumió el cultivo anterior.
Para evitar la multiplicación de zancudos en la solución, se recomiendan dos alternativas:
1. Conseguir en un centro de salud un poco de Abate, producto recomendado
por el Ministerio de Salud que elimina las larvas en aguas estancadas.
De este producto se echa una cucharadita bien repartida sobre la superficie del
líquido.
2. Cada dos días, cuando se está haciendo la aireación (oxigenación), se limpia
con un pañito untado de jabón, el borde de la superficie del agua y el borde de
las láminas de icopor.
De esta forma se eliminan los huevos de los zancudos antes de que nazcan.
Esta labor debe hacerse con la frecuencia indicada para evitar la multiplicación
de esta plaga.
Fuente: César H. Marulanda Tabares
Experto en Hidroponía Familiar
Consultor PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Entradas populares de este blog

CULTIVOS HIDROPONICOS BOLSAS PLÁSTICAS LARGAS