Barra de vídeo

Loading...

Receta para preparar la turba

Receta para preparar la turba
Musgo de pantano desmenuzado 1 bushel
Vermiculita 1 bushel (que se usa como aislante y como fertilizante)
Caliza molida 11/4 tazas
Superfosfato (0-20-0) 1/2 taza
o Superfosfato (0-45-0) 1/4 de taza
Fertilizante 5-10-5 1 taza
( El bushel es una medida inglesa para los áridos que corresponde a 35 litros)
Todos estos ingredientes podemos comprarlos en tiendas especializadas.
La luz solar es importante para producir hortalizas de alta calidad. Casi todas las
hortalizas crecen y producen mejor cuando se cultivan en la luz solar completo. Las
plantas que dan fruto, como los pimientos, requieren más luz solar por lo cual es
recomendable colocar un huerto en un sitio donde reciba un mínimo de 6 horas de
luz solar diariamente, puede ponerlo en una ventana, en una terraza o balcón, o en
el patio, pero siempre con espacio alrededor que le permita podar las ramitas
secas, limpiar las hojas o remover la tierra de vez en cuando. Recuerde que la
ventaja de los huertos en recipientes es la movilidad. Es posible que sea necesario
rotar el recipiente o la maceta para que todas las plantas reciban la luz solar
suficiente, para producir los mas grandes, jugosos y hermosos frutos.
Las plantas que se cultivan en recipientes requieren de riego copioso porque se
secan rápidamente debido al sol y viento. Aplique suficiente agua que alcance la
parte inferior del recipiente y permita que el agua excesivo drene a través de los
hoyos de drenaje. Nunca deje que el suelo se seque totalmente entre los riegos. Esto
podría ocasionar que se caigan las flores y frutas. Por otro lado, no riegue
demasiado el huerto en recipientes, es decir hágalo con un día o dos por medio, y
cuando riegue las plantas, no deje que se mojen las hojas. Si se utiliza un aspersor
de agua, no riegue en las tardes porque el follaje de las plantas se mantendrá
mojada toda la noche, fomentando el desarrollo de las enfermedades de las plantas.
Escoja las semillas de calidad, si desea puede comprarlas en un comercio
dedicado a la venta de semillas, pues tendrá garantía de que serán semillas
fértiles, y de buena calidad, que tengan las características genéticas propias del
fruto del pimiento, con capacidad para germinar y crecer con vigor, semillas sanas,
puede evaluar la calidad de las semillas haciendo un germinador: coloque las
semillas entre dos hojas e papel absorbente, sobre un plato o bandeja llano y
que pueda mantener húmedo pero sin inundar las semillas, y vera como al poco
tiempo se asomaran las raíces.
Si usted toma las semillas directamente del fruto, elija un pimiento que este bien
maduro, que este bien formado, de buen color y uniforme, la semillas debe tener
un color blanco o crema que no tenga hongos y que sean grandes. Corte el fruto al
medio y extraiga las semillas con los dedos, lávelas muy bien, dentro de un colador
de alambres y con el agua del chorro , las pone a secar sobre un papel absorbente
en un lugar donde les de sol. Cuando extraemos las semillas directamente del
fruto, podemos sembrarlas de inmediato, luego de que estén secas al sol un ratito.
Cultive sus hortalizas en casa, realmente es una experiencia inimaginable, ver como
los frutas van creciendo y luego poder utilizarlos en exquisitos platos.
Fuente: El pimiento en la cocina
Autor: Gustavo Jiménez Mora
mailxmail.com/curso-pimiento-cocina/planta-pimiento-cultivo-casa]