Barra de vídeo

Loading...

Síntesis de los componentes de los sistemas agrarios urbanos y efecto ambiental.

Síntesis de los componentes de los sistemas agrarios
urbanos y efecto ambiental.
Un elemento esencial es el elevado movimiento de personas
e insumos, que entran y/o salen de este sistema y que aportan
una gran variedad de condiciones y organismos para las diferentes
ciudades y/o pueblos.
Entonces, se puede afirmar que el cultivo de plantas está
sometido a un estrés ambiental y no recibe el servicio ecológico
que normalmente interactúa en los agro ecosistemas rurales,
lo que significa que el manejo de estas plantas requiere de
atenciones especiales.
Cuando se diseña una ciudad por lo general se tiene especial
cuidado en la inserción de áreas verdes intercaladas o
cinturones verdes que se conectan con las áreas peri urbanas,
lo que contribuye a mejorar sustancialmente el ambiente de
estos ecosistemas. Con el desarrollo de la agricultura urbana
se han incrementado estas áreas verdes y la biodiversidad en
el entorno urbano, con aportes importantes para mejorar el saneamiento
ambiental en las ciudades y pueblos del país.
De particular importancia son los patios y jardines de las
viviendas, ya que son el micro-hábitat más cercano a las
personas que viven en las ciudades, además de sustentar
diversidad de plantas, que van desde los árboles forestales
y frutales, arbustos y otras plantas ornamentales y cultivos
anuales (hortalizas, viandas, granos, frutos menores, condimentos
y especias, plantas medicinales, etc.).
Así las cosas, desde el punto de vista funcional, se puede
dividir el ecosistema urbano en dos subsistemas: el subsistema
central o urbano propiamente dicho, que comprende el centro
y demás áreas de las ciudades y el subsistema periférico o
peri urbano, que forma parte de las ciudades, pero interactúa
con las áreas circundantes y es propio de repartos, fincas, etc.
Como observación colateral es importante diferenciar la agricultura
urbana de las grandes ciudades, como Ciudad de La
Habana, de la agricultura urbana de los pueblos en las zonas
rurales del país, donde los servicios ecológicos que reciben las
hortalizas y otras plantas que se cultivan son diferentes, lo
que sugiere que la vigilancia y las tácticas fitosanitarias deben
ajustarse a estas condiciones.
En la agricultura urbana el concepto de cultivo se ha ampliado
para incluir no solo a las hortalizas y otras plantas que
se siembran o plantan por el agricultor, sino a las que ya
existían y son atendidas con diferentes propósitos (frutales,
forestales, ornamentales, etc.), lo que quiere decir que esta
agricultura se caracteriza por cosechar y comercializar todo
lo que sea demandado en el mercado local.
En general se observa una tendencia hacia la diversificación
de plantas, principalmente de arbustos y árboles con diferentes
propósitos, lo que contribuye a incrementar y conservar la
biodiversidad, mejorar el microclima y generar producciones
diversas, entre otras ventajas que son más ostensibles en diversas
fincas llamadas agro ecológicas o integrales.
Fuente: © Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales.
BASES PARA EL MANEJO AGROECOLÓGICO DE PLAGAS EN
SISTEMAS AGRARIOS URBANOS
Primera Edición, 2007.
ISBN: 978-959-7194-13-2. Editorial CIDISAV
© Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal.
Coordinación editorial: Eduardo Martínez Oliva.
Diseño y realización: Martínez-Ríos.
Mario González Novo.